Mercedes Fernández asegura, en la clausura del XV Congreso de Nuevas Generaciones, que "mientras nosotros estamos en el día a día, recorriendo nuestra región de punta a punta, otros partidos que dicen ser emergentes practican la política de fin de semana"

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, está convencida de que "la generosidad, apoyo e ilusión que aportáis Nuevas Generaciones" será fundamental para, "entre todos, hacer de esta región algo grande". Porque, en su opinión, "el proyecto del Partido Popular es apasionante y, aunque "efectivamente cometimos errores, tenemos vocación de servir a Asturias y a España con grandeza y decisión".  

Mercedes Fernández clausuraba con estas palabras el XV Congreso de Nuevas Generaciones de Asturias, en el que Andrés Ruíz fue elegido nuevo presidente de la organización juvenil, liderada por Pablo Álvarez-Pire "de forma ejemplar, con acierto y tesón" durante los últimos ocho años. "Nuevas Generaciones siempre ha tenido un lugar destacado en nuestro partido, siempre ha trabajado con lealtad y siempre lo ha hecho con una rebeldía ordenada y sensata", destacó Mercedes Fernández, que animó a los miembros de la organización juvenil del Partido Popular a "disfrutar de la política, porque es una vocación, una pasión".

De hecho, abundó Fernández, "yo estoy aquí porque siento pasión por mi tierra y por España, porque quiero cambiar Asturias para bien desde el Partido Popular". Y añadió a renglón seguido: "Porque estamos en unos momentos de grandes dificultades donde unos pocos quisieron echarnos un órdago y perdieron, porque el separatismo en España nunca va a triunfar. Ningún español debe inquietarse, porque tenemos un presidente que quiere cumplir la ley y dar satisfacción al interés general desde la unidad que consagra nuestro texto constitucional". 

En la intervención de clausura, Mercedes Fernández quiso hacer partícipe a la audiencia de un objetivo que entiende común. El de "querer una Asturias mejor, porque el socialismo está en decadencia y no tiene las respuestas que pedís los jóvenes ni tampoco la que piden los mayores". Ante este PSOE "seco", la presidenta de los populares asturianos sólo concibe la alternativa del Partido Popular: "Podemos y queremos hacer muchas cosas. El gobierno socialista va muy por detrás de la sociedad y está pidiendo pasar a la oposición, que es donde debe estar, reflexionando, ordenándose".

Andrés Ruiz recoge el testigo de Pablo Álvarez-Pire

Y aprovechó para pasar revista al escenario político asturiano, donde "el nuevo socialismo y el viejo no se entienden entre ellos, y hay están en una pugna a ver quién manda más, la estructura interna del partido o el gobierno que lidera Javier Fernández". O donde "hay otros que dicen que son emergentes y practican políticas de fin de semana",  mientras "nosotros estamos en el día a día de la política asturiana, recorriendo la región de punta a punta". 

Intervención de la presidenta regional del PP.

Dicho esto, la dirigente popular mostró su convencimiento de que "Nuevas Generaciones de Asturias, con Andrés a la cabeza, va a hacer una labor espléndida, porque tomas un testigo espléndido de Pablo y porque tú tienes disposición, talento político e ilusióna  raudales". Y ya para cerrar, trasladó a los presentes una impresión a la vez que consejo: "La gente quiere escuchar ideas bien relatadas, de gente limpia que pueda mirar a los ojos y decirle a la gente yo estoy contigo, para servirte a ti, y para hacer cosas por mi tierra y por todos vosotros".

Además de Mercedes Fernández, intervinieron en la clausura del congreso su presidente saliente, Pablo Álvarez-Pire; su sucesor, Andrés Ruíz; y el presidente nacional de Nuevas Generaciones, Diego Gago. Les arropaban desde la primera fila el secretario general del PP de Asturias, Luis Venta Cueli, y la secretaria general de la organización a nivel nacional Reyes Fernández. 

Cataluña, el bable y la radicalidad

Gago puso el foco en la actualidad política española: "El plan de Moncloa triunfó, porque la legalidad, el respeto a la ley y a la democracia triunfará siempre". O en la prisión permanente revisable, en contra de cuya derogación, según anunció, Nuevas Generaciones emprenderá una campaña esta misma semana. 

Andrés Ruiz, por su parte, incidió en asuntos de ámbito autonómico, donde "el PP es completamente imprescindible", tanto por los pactos presupuestarios propiciados por el partido a cambio de una menor presión fiscal para los ciudadanos" como para neutralizar la postura "de la extrema izquierda sobre el bable". En este sentido, advirtió de que "quieren tener a los jóvenes apresados a la Academia de la Llingua y no lo vamos a tolerar. Queremos a Asturias, queremos la cultura y la lengua asturiana. Pero no la cooficialidad".

Un momento del acto.

Y en cuanto a Pablo Álvarez-Pire, sobre cuya trayectoria se proyectó un vídeo a modo de homenaje, con declaraciones de quienes compartieron con él estos ocho años al frente de Nuevas Generaciones y también de Pablo Casado, su discurso de despedida sirvió también para afear al gobierno regional que "esté entregado a la FSA". "De tanto complejo ha acabado escorándose a la radicalidad", apostilló.

El congreso de Nuevas Generaciones contó con la presencia de los diputados nacionales Susana López Ares y Ramón Cañal; los senadores Mario Arias y Fernando Goñi; el grupo parlamentario popular; y alcaldes y portavoces del PP en diferentes concejos asturianos.