¿Cuál es el resultado, en cuanto a mejoría en las listas de espera, tras la desaparición pactada de las jornadas faustinas de tarde? La respuesta del Consejero de Sanidad a esta pregunta del diputado regional del PP Carlos Suárez fue "dos o tres frases, y unos números mal dados". En definitiva, "nada".

Las jornadas "faustinas" se denominan así por las tardes que el anterior consejero del ramo, Faustino Blanco, impuso obligatoriamente a los profesionales de la sanidad asturiana. "Lo que debe explicarnos fue que cometieron un error, que estas jornadas fueron un cuento mal vendido, y que las pretendidas mejorías que se introducían no era tal", instó el portavoz del PP en cuestiones sanitarias. 

También exigió un explicación sobre "por qué ahora lo que molan son las jornadas franciscanas", nombre referido al actual consejero Francisco del Busto. "¿Por qué son mejores estas jornadas franciscanas que las pasadas faustinas y por qué van a mejorar los servicios al ciudadano? ¿En qué vamos a mejorar? ¿Es qué eran un error las jornadas faustinas?", encadenó Suárez. 

Las explicaciones, añadió, han de venir dadas, además, en relación a la jornada de los profesionales, a los que "ha dejado usted a los pies de los caballos ante los ciudadanos. Ha dado una imagen de los profesionales como de que no quieren trabajar y usted viene a facilitarles la vida y evitarles molestias". 

En definitiva, "actúe como consejero y no como jefe de personal del SESPA. Diga a los ciudadanos que este cambio no es una prebenda a los profesionales, sino que lo que están intentando es enmendar un error", zanjó Carlos Suárez su intervención en el Pleno de la Junta General del Principado.