La presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, destaca el valor del Museo de Bellas Artes de Asturias y critica públicamente que no cuente con la atención política que merece una instalación de su importancia. "Creemos que se debe hacer un esfuerzo presupuestario adicional para que el Museo pueda tener los medios técnicos y humanos adecuados", defendió ante los medios de comunicación tras una visita guiada por su director, Alfonso Palacio, en la que también participaron el diputado Pedro de Rueda y las representantes del PP en el patronato que tutela esta "gran" pinacoteca. 

Y subrayó: "Los presupuestos son siempre limitados por definición, pero la política cultural de Asturias tiene que pasar sin ningún género de dudas por su museo de bellas artes". El Partido Popular ya llevó a la Junta General del Principado la posibilidad incluso de cobrar entrada, aunque fuera una cantidad simbólica, para poder disponer de fondos. "Ese debate hay que plantearlo", incidió.

Un momento de la visita.

Mercedes Fernández aprovechó su comparecencia ante los medios de comunicación tras la visita al Museo de Bellas Artes para dar eco a sus carencias. "Necesita tener, al menos, dos plazas de conservadores, cuyo coste anual sería de unos 100.000 euros, cantidad perfectamente asumible por parte de la Administración", expuso la presidenta de los populares, al tiemo que reclamaba "garantizar la vigilancia" y que "se culmine la segunda ampliación".

El Museo de Bellas Artes ha duplicado visitantes, hasta llegar a los 90.000, y ha aumentado el número de piezas y depósitos "de forma espectacular". Sin embargo, a día de hoy no cuenta con "algo tan obvio" como un montacargas para el traslado adecuado de cuadros ni salón de actos.