La cabeza de lista del Partido Popular por Asturias al Congreso, Paloma Gázquez, ha asegurado hoy que "no pactaremos después del 28 de abril con radicales de izquierda ni independentistas, ni con Unidas Podemos ni con bilduetarras. Y tampoco lo haremos con el PSOE porque acuerda con todos ellos”.

Gázquez realizó esta declaración en el transcurso del debate de candidatos asturianos a la Cámara Baja organizado por el diario La Nueva España en su Club de Prensa, y en el que también participaron los cabezas de lista de Ciudadanos y Podemos. En representación del PSOE, acudió María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad y ‘número dos’ socialista al Congreso, ya que la cabeza de lista, Adriana Lastra, parece más volcada en hacer campaña en Madrid y en atender sus tareas en la dirección nacional del partido que en debatir ante los asturianos.

Respecto a los pactos poselectorales, la aspirante popular agregó que “no puede haber acuerdos con los partidos que están al margen de la Ley y de la Constitución, porque nosotros pactamos con víctimas, no con verdugos”. En este sentido, Gázquez le espetó a Carcedo que “el PP no es el PSOE”.

Para la candidata del PP, en las próximas elecciones generales “nos jugamos el futuro de España como nación de españoles libres e iguales, y solo hay dos alternativas: Pablo Casado y un futuro de libertad, empleo y solidaridad, o votar a Pedro Sánchez, que es votar a separatistas, comunistas y bilduetarras”.

Decálogo para Asturias

La candidata del Partido Popular, que apuesta por “poner a las personas en el centro de nuestras políticas”, fijó sus prioridades para Asturias en “más España, menos impuestos, más empleo, garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, rigor en el gasto y una energía mejor y más barata”.

Asimismo, Gázquez afirmó que el Principado necesita políticas eficaces, “y no efectistas”, para “frenar la despoblación, más apoyo a los sectores primario y secundario, mejor financiación autonómica e infraestructuras más modernas, en las que el AVE no sea un tren de la bruja”.

Gázquez aseguró que con el PP la unidad de España está garantizada.

Transición energética   

Tras mostrarse “alucinada” de que PSOE, C’s y Podemos se enzarzasen a gritos en pleno debate por la política industrial, cuando “los tres votaron a favor en el Congreso de la descarbonización exprés y el cierre de las térmicas asturianas”, Gázquez defendió una transición energética más prolongada en el tiempo y la bajada de una tarifa eléctrica hoy desorbitada.

“Cumplíamos con creces con los plazos que nos había puesto Europa, pero la izquierda y Ciudadanos quieren ser los campeones del cierre. Media Europa se está riendo de nosotros”, subrayó la candidata del PP.

 

Economía y fiscalidad

Paloma Gázquez manifestó que los socialistas son también “los campeones del paro y de la subida de impuestos” y España y Asturias necesitan al PP porque es “la única fuerza política que ha creado empleo y reducido los tributos cuando ha desempeñado el Gobierno”, promoviendo una reforma laboral exitosa, reduciendo el déficit, atrayendo inversión y talento y garantizando el poder adquisitivo de las pensiones.

“España necesita una revolución fiscal, en la que no se pague más, sino en la que paguemos todos”, insistió, y por ello los populares “vamos a reducir o suprimir los principales impuestos para que el dinero se quede en el bolsillo de los ciudadanos”.

La candidatura PP-Foro defenderá los intereses de Asturias en el Congreso.

Durante el debate explicó que los Ejecutivos de Aznar, primero, y Rajoy, después, han demostrado que “somos gestores responsables y eficaces que no despilfarramos el dinero de los españoles”. “Y mucho menos vamos a gastar los ingresos que se obtengan vía impuestos en ‘viernes electorales’ o en el uso de un avión público como si fuese privado”, precisó Gázquez en alusión al Falcon que utiliza Pedro Sánchez.      

Las instituciones económicas más prestigiosas ratifican que España está ya en desaceleración tras solo nueve meses de gobierno socialista y, así, ha caído la creación de empleo, la producción industrial, el consumo, la apertura de empresas, las exportaciones… “¿Qué le esperaría a nuestro país si Pedro Sánchez gobernase cuatro años?, se preguntó Gázquez para cerrar el bloque económico del debate de La Nueva España.

A la candidata de Podemos también le dejó un recado: “No permito lecciones de humildad de un partido cuyo líder se compró un chalé en Galapagar que no podríamos pagar casi ninguno de los que estamos aquí. Una vivienda, además, vigilada por la Guardia Civil a la que ese señor ha despreciado en público".

Infraestructuras

El programa del PP para Asturias en las elecciones del 28 de abril incluye una clara y amplia apuesta por la ejecución de las infraestructuras pendientes en nuestra región, la mayoría de ellas paralizadas o retrasadas por los gobiernos socialistas de Zapatero y Sánchez.

La candidatura PP-Foro defenderá en el Congreso los intereses de Asturias.

Además de un AVE que “no nos lleve a una velocidad ridícula”, Gázquez citó la conclusión de la autovía Oviedo-La Espina, la Ronda Norte de Oviedo y la de Avilés, los accesos a El Musel y el enlace de las autopistas A-66 y AS-2. El Partido Popular se compromete también a impulsar el Plan de Vías de Gijón, la potenciación de los puertos de El Musel y Avilés, más y mejores vuelos y billetes de avión más baratos y la autopista del mar. La candidata popular considera “imprescindible” la inversión en infraestructuras porque “crea riqueza y empleo, retorno fiscal y fija población”.

Gázquez se comprometió en otro momento del debate de La Nueva España a “hacer números seriamente” para estudiar la posibilidad de suprimir o reducir el peaje en la autopista del Huerna. “Lo que no vamos a ser es unos irresponsables, como lo fue Zapatero, que eliminó el peaje en Asturias, amortizando puestos de trabajo y lo mantuvo en León”, advirtió.

Financiación autonómica    

Después de recordar que el Gobierno de Mariano Rajoy aumentó un 24% la financiación autonómica y dejo listo un nuevo modelo, Paloma Gázquez es partidaria de “una revisión” que destine a Asturias unos recursos “acordes con sus necesidades” y que permita cubrir las exigencias de los servicios públicos. “Si las pensiones deben ser consecuencia de un acuerdo intergeneracional, la financiación es pacto y solidaridad entre españoles”, dijo, para añadir a continuación que el problema es que “Pedro Sánchez está cediendo ante separatistas catalanes y vascos para aferrarse a La Moncloa”, lamentó.

Despoblamiento

El Partido Popular ofrece propuestas “serias y rigurosas” para enfrentar el problema de la ‘España vacía’ y, lo que es más importante, “tenemos cuadradas las cuentas” para hacerlas posible. En este sentido, es fundamental la extensión de la banda ancha, una ley del suelo que permita el aprovechamiento industrial de los terrenos rústicos, ayudas a la vivienda en las zonas rurales, planes de sanidad y escuelas rurales, mejora del transporte público, y apoyo a la actividad cinegética y el agroturismo, entre otras medidas.

Políticas sociales  

“Nadie gana al Partido Popular en políticas sociales”, así arrancó Paloma Gázquez su intervención en este apartado del debate de La Nueva España. La candidata del PP al Congreso por Asturias recordó que la educación y la sanidad son dos prioridades de su partido, con la libertad de elección de centro y el distrito único como principales medidas, al igual que la mejora de la calidad sanitaria y la libertad de elección de médico. Destacó también las políticas populares de atención a las personas dependientes y discapacitadas y a la tercera edad

Paloma Gázquez también salió al paso de otro de los mensajes recurrentes de la izquierda e indicó que al PP “nadie le da lecciones de feminismo, porque creemos en la igualdad real y efectiva de oportunidades y la practicamos, bajamos la brecha salarial cuando gobernamos e impulsamos un Pacto de Estado contra la Violencia de Género”.