Mercedes Fernández denuncia la parálisis del Gobierno socialista del Principado, “por miedo o por lo que le imponen en despachos alejados de la centralidad y la estabilidad que la región necesita”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, denunció hoy que el socialista Javier Fernández “no está al interés general de Asturias y de los asturianos, sino a congraciarse con extremistas y radicales que no son la centralidad y la estabilidad que la región necesita”, en referencia a Podemos e Izquierda Unida.

En el Pleno de la Junta General del Principado, Mercedes Fernández afirmó que “todo gobierno tiene condicionantes de naturaleza económica y política, pero no puede ser que éstos últimos paralicen la acción del Ejecutivo asturiano”.

En este sentido, la presidenta recordó que el Partido Popular planteó un acuerdo presupuestario, “que naturalmente está caducado”, basado en cuatro ejes: acento inversor, programa específico demográfico, bajar impuestos y mejorar la educación.

“Con esos parámetros, que son razonables, el Gobierno no puede paralizarse ni por el miedo ni por lo que impongan en determinados despachos que no atienden al interés general de Asturias”, en referencia a la nueva dirección de la FSA.

Mercedes Fernández señaló que Javier Fernández siempre invoca el programa electoral del PSOE como el límite de su política, pero advirtió de que “cuando el interés general de Asturias y de los asturianos debe dirigir siempre la acción del Gobierno no puede ser que se envare en su propio programa, que los asturianos han dicho que no quieren que se cumpla en su integridad, porque no lo apoyaron mayoritariamente, y de ahí la situación parlamentaria del PSOE en franca minoría”.

En contraposición, puso el ejemplo de Mariano Rajoy, “que no dispone de mayoría absoluta y tiene que hacer concesiones parlamentarias para atender al interés general y dar estabilidad al país”.

Cumplir con el objetivo de déficit, la regla de gasto y el pago de la deuda

La líder del PP afirmó que ningún caso se refería a los condicionantes legales y presupuestarios “que hay que cumplir, como el objetivo de déficit, de estabilidad presupuestaria, la regla de gasto y que las deudas se paguen, aunque no hayan sido generadas por nosotros, porque esta Cámara va a tramitar unos Presupuestos con una deuda importante consecuencia de lo que llamamos el arecismo, aquellos años locos en que se consumían recursos como si no tuvieran fin”.

A este respecto, Mercedes Fernández dijo que le “alarma y preocupa oír a grupos parlamentarios”, en alusión a Podemos, “que los Presupuestos no tienen que dar cobertura al pago de la deuda, e incumplir todo esos principios mencionados lleva a un país a la bancarrota, situación en la que a algunos les va bien, pero a la inmensa mayoría de los españoles y de los asturianos nos va rematadamente mal”.