· La presidenta popular teme que acaben convirtiéndose “en un nuevo ‘Plan E’” y critica la “opacidad e inconcreción” del Principado en lo relativo a estos fondos. · Mallada apuesta por profundizar en la reforma de la Administración y anuncia que su grupo presentará alegaciones a la Ley de Simplificación “porque se queda muy corta”.

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Teresa Mallada, muestra su “preocupación” por la escasa información conocida sobre el reparto y la gestión de los Fondos Europeos de Recuperación; inquietud que comparte con la Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

Mallada se pronuncia así tras la reunión mantenida ayer con la presidenta de FADE, María Calvo y miembros de la Directiva de la patronal; a la que también asistieron los diputados del PP, Pablo González y Pablo Álvarez-Pire.

La presidenta popular critica la “opacidad e inconcreción” que sobre los Fondos Europeos mantiene el Gobierno del Principado y reitera su propuesta de hacer copartícipe de esta responsabilidad a la Junta General del Principado para evitar que estos fondos acaben convirtiéndose “en un nuevo ‘Plan E’”.

Además del Parlamento, la popular apuesta por incluir a los Ayuntamientos en estas decisiones, para optimizar al máximo estos fondos.

Para Mallada es fundamental que este dinero llegue a las pequeñas empresas asturianas, “gravemente afectadas por la crisis” y se destine a “inversión productiva y competitiva”.

Por otra parte, en la reunión mantenida con Calvo también se trató sobre la reforma de la Administración que se ha iniciado con la presentación en la Cámara asturiana del Proyecto de Ley del Principado de Asturias de Medidas Administrativas Urgente.

En este sentido, Mallada adelanta que el Partido Popular presentará alegaciones por considerar que esta Ley “se queda muy corta”.

A su juicio, el proyecto no avanza en la necesaria digitalización de la Administración ni reduce los procedimientos administrativos más allá del requisito relativo a la evaluación medioambiental.

Por otra parte, la popular señala que el documento tampoco contempla medidas de mejora de gestión para el ciudadano o empresario, como la posibilidad de obtención de ayudas o subvenciones con deudas pendientes con la Administración o la posibilidad de recibir fondos anticipados para poner en marcha de proyectos, con anterioridad a la ejecución de las obras.

Mallada señala, por último, que las declaraciones responsables recogidas en el proyecto, “solo están previstas para aquellos supuestos relacionados con la materia urbanística que no requieran licencia, no para el resto, incluidos supuestos de otra índole como el fiscal o tributario”.

 

Una amplia reforma fiscal

Otro de los asuntos tratados en la reunión entre el PP y FADE fue la política fiscal del Principado.

Mallada considera “imprescindible” que se lleve a cabo una ambiciosa rebaja fiscal, “especialmente en aquellos tributos que más afectan a las empresas que crean empleo, riqueza y sostienen a la sociedad asturiana”.

Así, recuerda que los tributos propios asturianos suponen casi 100 millones de euros al año. “Somos la segunda comunidad con más recaudación por tributos propios, y sobre todo la segunda comunidad con mayor presión fiscal normativa.

Urge por tanto equipararnos a nuestro entorno, ser más competitivos y priorizar la rebaja fiscal para aquellos que pueden ser motor de nuestra economía”, defiende la presidenta popular.