Mercedes Fernández califica de “indignidad política” que los socialistas paralicen asuntos que son prioridad absoluta para la región, como la financiación, la transición energética o las infraestructuras, y critica la extraña alianza de la FSA y Foro

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, advirtió hoy a la sociedad asturiana que tome nota de un hecho que siempre se ha repetido: cuando el PSOE llega al Gobierno de la Nación, “siempre parón para Asturias”.

Durante la pregunta parlamentaria al presidente del Principado, Mercedes Fernández, calificó de “indignidad política” la actuación del Gobierno socialista de Sánchez, que en solo quince días ha paralizado los asuntos que son prioridad absoluta para Asturias, tras exigirlos con urgencia a Mariano Rajoy.

En este sentido, citó la financiación autonómica, la transición energética o las infraestructuras. “El Gobierno regional no puede aquietarse a lo que ahora dice Pedro Sánchez, porque gobiernan los suyos, gobiernan los socialistas”.

La presidenta señaló que “el desalojo en 48 horas del Gobierno que habían votado los españoles era simplemente para estar, para no hacer nada sino gestos”, y añadió que se había avanzado en el modelo de financiación autonómica, con trabajos técnicos y las comunidades más trabajadoras, “entre las que no nos encontrábamos”, habían hecho sus aportaciones.

Mercedes Fernández, en su escaño del Parlamento asturiano.

La líder del PP advirtió de que “ahora nos encontramos con un ministro socialista de Fomento que quiere hacer auditorías, quiere decir parón para Asturias y para los asturianos”, y una ministra de Energía que afirma que “cerrar las centrales térmicas es un regalo”.

Mercedes Fernández censuró que Javier Fernández “con su parsimonia habitual, diga que se me a reunir, que va a pedir turno, a ver si los convence, en lugar de liderar con fortaleza los intereses generales de Asturias”.

“¿Va a quedar sentado lo que resta de legislatura viendo, no sabemos si con sonrojo o sin él, lo que no hacen los suyos, que solo querían ocupar el gobierno para estar, no para hacer?”, preguntó al presidente, y añadió que “ahora no hay prisa para nada, todo puede esperar menos las prisas de Sánchez por desalojar a Mariano Rajoy, el mejor presidente de la democracia española, el más sensato y el más capaz, y el que está dando una lección de normalidad institucional que los españoles saben agradecer”.

La presidenta se refirió también a las “extrañas alianzas” que tiene el PSOE con Foro para que, en Cangas del Narcea, Villaviciosa o Tapia, gobierne quien no ganó las elecciones, “como las extrañas alianzas con Bildu que Pedro Sánchez puso en valor”.