El diputado regional del Partido Popular y presidente del PP de Avilés, Pedro de Rueda, reclamó hoy al Gobierno socialista de Pedro Sánchez que rectifique y cambia su política energética para evitar que el anuncio de cierre de la planta avilesina de Alcoa sea el primer paso que convierta Asturias “en un páramo industrial”.

De Rueda participó ayer en Avilés en la multitudinaria manifestación en contra del cierre de Alcoa. “No salió Avilés a la calle, salió Asturias, no solo para solidarizarse con Alcoa y sus trabajadores, sino con la industria de la región”, subrayó.

El diputado popular señaló la necesidad de la unidad en defensa de Alcoa y de la industria de Asturias, pero a la vez matizó que “es cierto que hay que rectificar las declaraciones y decisiones de la ministra de Transición Ecológica, que no han sido afortunadas, porque la industria requiere certidumbre”.

Pedro de Rueda destacó que el PP “defiende aquí lo mismo que en Madrid, pero otros no”, y recordó que cuando el Partido Popular defendió en el Congreso una ley para impedir el cierre adelantado y voluntario de las térmicas, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos votaron en contra.

“Una transición ecológica rápida le haría un daño tremendo a Asturias”, añadió.

Respecto a las medidas anunciadas ayer por el Gobierno, el parlamentario del PP recordó que ya estaban en los Presupuestos del PP, “pero no se sabe muy bien por qué los socialistas no habían ejecutado esas partidas importantes, con lo que había aumentado la inquietud de las empresas electrointensivas”.

“Pero no es suficiente, lo que se necesita es un marco eléctrico estable para los próximos años, nunca a corto plazo”, indicó.