El diputado regional del Partido Popular Pedro de Rueda, portavoz de Industria, mostró hoy la solidaridad con los trabajadores de la industria asturiana electrointensiva, “tras la triste y preocupante noticia del desastre de la subasta eléctrica perpetrada por el Gobierno socialista”.

De Rueda advirtió, en relación a Teresa Ribera, de que “una ministra extremista, radical, quiere sacrificar la industria de Asturias en el altar de un extremismo verde muy mal entendido, y los socialistas van a hacer todo lo posible para conseguirlo”.

El diputado popular denunció que los malos resultados de la subasta eléctrica “llevan la intranquilidad al sector industrial, a la comarca avilesina y a toda Asturias, cuando los Gobierno del PP habían atajado todos estos problemas de una manera eficaz y eficiente”.

“Este Gobierno socialista es un peligro, porque cada vez que abre la boca la ministra, o toma cualquier tipo de medida, objetivamente se perjudica a las empresas y a los trabajadores”, señaló.

Pedro de Rueda garantizó que el PP va a seguir luchando con sensatez y medidas indispensables para para parar esto: “Hoy es Alcoa, pero mañana puede ser Arcelor y AZSA, y no son las únicas”.

“Asturias tiene que decir basta ya, y decir que Alcoa no se cierra, Avilés no se cierra y, por supuesto, Asturias no se va a cerrar”.