Mercedes Fernández habla, en un desayuno con medios de comunicación, del nuevo tiempo que se abre en el PP avilesino, "alternativa de gobierno frente a un PSOE agónico, agotado, sin ilusión ni ideas"

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, lo tiene claro: "Nuestro horizonte es obtener la Alcaldía de Avilés, y todos hemos de trabajar en ese objetivo, porque Asturias y esta ciudad deben tener protagonismo y salir de la languidez en la que las tiene sumidas el PSOE".

En un desayuno con medios de comunicación y acompañada por el Secretario General del PP, Luis Venta; el presidente de la gestora del PP de Avilés, Pedro de Rueda, y los concejales Carlos Rodríguez de la Torre, Ana Bretón, Alfonso Araujo y Constantino Álvarez, la presidenta habló del nuevo tiempo que ahora se abre en el PP avilesino. Todo para ser "alternativa de gobierno frente a un PSOE agónico, agotado, sin ilusión ni ideas".

Para lograr este objetivo la líder del PP consideró necesario "tener la casa en orden y con sintonía entre la organización local y la regional". La presidenta se mostró convencida de que el PP de Avilés "va a despegar, y mucho, en la ciudad". "Queremos que los avilesinos perciban que el PP de Avilés mejora y avanza en apoyos sociales", aseveró.

Desayuno Avilés.

Por eso, en su opinión, los avilesinos tienen que vislumbrar que hay una alternativa en un equipo de personas dispuestas a disputar ese espacio político e institucional que el PSOE ocupa "desde hace tantísimo tiempo en las mismas responsabilidades, o similares". El PP "tiene que decirle a la gente que es posible otro modelo fiscal y que es posible reducir el gasto público y optimizar el dinero de los avilesinos", insistió.

"Lo que sucede a día de hoy es que los avilesinos van por delante de su alcaldesa en proyectos, en ilusiones y en innovación, y eso quiere decir que esa alcaldesa está amortizada", sentenció Mercedes Fernández. El Congreso del PP de Avilés, adelantó, "se celebrará, en un horizonte razonable".

Entre las materias pendientes en Avilés, a las que los socialistas son incapaces de dar respuesta, la presidenta destacó los nuevos accesos al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA), el saneamiento de la ciudad o el futuro del Centro Niemeyer, "que sufre la nefasta gestión socialista".

El guirigay de la izquierda

Ya a nivel autonómico y preguntada por los periodistas, Mercedes Fernández juzgó que el futuro de Asturias es "una cosa muy seria como para asistir, de forma pasiva, a los juegos diabólicos del año pasado entre los partidos de la izquierda". La nueva oferta del Gobierno del PSOE a Podemos e IU cree que se quedará en un "guirigay que ya hemos vivido en varias ocasiones".

"El sentido común y la lealtad institucional que queremos siempre tener presentes", juzga Mercedes Fernández, "hace que el principal partido de la oposición tenga que tener interlocución con el partido que, con sólo 14 escaños de 45, sostiene al Gobierno", frente al "desprecio de meses" que sufrió el PP mientras tenía la mano tendida a ese diálogo.

"Mientras tanto, tonteaban las izquierdas y de ese tonteo sucedió que Gaspar Llamazares fue desautorizado por los suyos, que a mí me daría hasta un poco de apuro porque ha estado negociando en nombre de no se sabe quién no se sabe qué", destacó. En cuando a los diputados de Podemos, señaló que "juegan permanente, porque entienden la política como un juego, pero Asturias y los intereses de los asturianos son una cosa muy seria".