Mercedes Fernández señala que el Principado sólo ingresa por impuestos un 2%, pese a ser Asturias una de las regiones donde más se paga, debido a que "el empecinamiento del PSOE en este tema hace que muchos contribuyentes salgan y otros no entren"

La presidenta y portavoz parlamentaria del PP de Asturias aprovechó ayer la sesión de control al gobierno regional para volver a examinar al socialista Javier Fernández sobre política fiscal. "Sus planteamientos son un fracaso rotundo", sentenció Mercedes Fernández. 

Los datos esgrimidos por la líder popular "son tozudos" y demuestran que "se miren por donde se mire" los contribuyentes asturianos, especialmente la clase media, pagan "mucho más" que en el resto de comunidades autónomas. "¿Usted para quien gobierna?", cuestionó.

En lo referente al IRPF, que tiene un tramo autonómico y otro estatal, hay 300.000 asturianos que están pagando más a las arcas del Principado que al Ministerio de Hacienda. Y curiosamente, precisó Mercedes Fernández, "ustedes gravan más a los que menos tienen".

Sucesiones

Con respecto al Impuesto de Sucesiones, "da igual compararnos con las comunidades de la cumbre (Castilla y León y Galicia, gobernadas por el PP) que con Andalucía (gobernada por el PSOE)", lo que demuestra que, "si pagamos más en Asturias, no es por una cuestión ideológica sino por empecinamiento y capricho de su gobierno".

Mercedes Fernández también puso el foco en el recargo autonómico sobre el Impuesto de Actividades Económicas, que no es obligatorio, aunque el Principado aplica el 33 por ciento; en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados; y en el céntimo sanitario."Su política fiscal hace que muchos salgan de Asturias y que otros no vengan", lamentó. 

La prueba de ello es que los ingresos fiscales de la administración regional sólo sea del 2 por ciento, lo que viene a reafirmar la opinión del PP sobre el fracaso de las políticas socialistas. "La única rebaja en los impuestos se produjo porque el Partido Popular lo impuso como requisito en las negociaciones presupuestarias (de 2015, en el caso del IRPF, y de 2017, en el caso del Impuesto de Sucesiones), y no tenga ninguna duda de que fue bueno para Asturias", le recordó al presidente regional.