La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, inauguró la nueva sede del partido en Avilés, en un acto multitudinario en el que, de manera simbólica, se entregaron varios carnés de afiliación a un grupo de los 200 nuevos militantes logrados en apenas cuatro meses, bajo la presidencia local de Pedro de Rueda.

Mercedes Fernández señaló que se trata de “un día de mucha satisfacción por poder inaugurar esta nueva sede, y lo que hay detrás, que es mucho trabajo, muchos apoyos y muchos nuevos militantes, en una tarea capitaneada por Pedro de Rueda y todos los hombres y mujeres del PP de Avilés ,que lo que quieren es abrir las puertas para que entre mucha gente que nos pueda hacer ganar las elecciones municipales en Avilés”.

La presidenta afirmó que éste “es el objetivo político, tener una mayoría suficiente en Avilés que nos permita cambiar y modernizar la ciudad, decir a los avilesinos que se puede hacer política de otra forma, que Avilés debe tener un protagonismo socia e institucional en Asturias que en la actualidad, desgraciadamente, no tiene, que se pueden poner menos impuestos y gestionar mejor los intereses generales de los avilesinos, que se pueden hacer políticas socales y una política diáfana y transparente desde el Ayuntamiento”.

La líder del PP destacó que está segura que Avilés colaborará de forma muy activa para conseguir dar el relevo en nuestra tierra a “un socialismo caduco, trasnochado, seco de iniciativas, sin ideas para Asturias y que ha dado la espalda a la nueva Asturias, que tiene nuevos planteamientos y nuevos problemas”.

Mercedes Fernández denunció que el PSOE “no gobiernan para la inmensa mayoría de los asturianos, no gobierna para la clase media asturiana, a la que fríe a impuestos y luego dicen que no hay otra forma de hacer política, ¡y claro que la hay!, con rigor, con seriedad, con contención del gasto y exprimiendo menos a la gente en los impuestos”.