La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, continúa con la campaña “Los miércoles, carretera”, que cada semana busca acercar a localidades normalmente alejadas de los circuitos políticos habituales la actividad del PP en la Junta General. En su visita a Trevías, en el concejo de Valdés, la presidenta ha avanzado la reforma legal a favor de las parroquias rurales que el PP defenderá en el Pleno de la Junta General.

La norma, que data de 1986, “ya no responde a las necesidades que, hoy en día, tienen las 39 parroquias rurales asturianas, y queremos darles respaldo político y presupuestario, y un lugar en la organización administrativa del Principado”, explicó, para lo que reclamó el apoyo del resto de grupos parlamentarios.

Entre las cuestiones a modernizar, Mercedes Fernández puso el acento sobre la necesidad de regular la figura de la Vicepresidencia de la parroquia rural, para evitar "vacíos" en el caso de que el presidente renuncie o traslade su residencia a otro lugar. También sobre la urgencia para eliminar la necesidad de que este tipo de entidades tengan que contar con la autorización del Principado para recurrir ante los tribunales decisiones de la propia administración.

Mercedes Fernández, junto a vecinos y miembros del PP, en Trevías.

Atender las necesidades que tienen las parroquias rurales ayudará a “impulsar el dinamismo empresarial, el turismo, y el empleo entre los jóvenes, o la necesaria red de comunicaciones”, explicó. Todo ante un Gobierno del Principado “que carece de un plan para Asturias, porque se encuentra en despedida y condicionado por dos socialismos que se pelean entre ellos".