"Una odisea". Asi define Marifé Gómez, diputada del PP por el Oriente, la situación que se vivió la pasada Semana Santa en el acceso a los Lagos de Covadonga, y que "no es ni mucho menos nueva" y "ocurre demasiado a menudo". Una situación por la que pidió explicaciones al consejero de Infraestructuras, Fernando Landa, en el Pleno de la Junta General del Principado.

"Se cortó la carretera sin explicar hasta cuándo y por qué. Reinó la desinformación hasta el punto de que el alcalde de Cangas de Onís tuvo que enterarse por un taxista", afeó Marifé Gómez a un consejero que, en su opinión, se muestra "demasiado complaciente" con el plan especial de transporte de acceso a los Lagos. "Se excusan en el mal tiempo, pero lo que hay que hacer es actuar con eficacia y a la mayor brevedad posible", subrayó la diputada del PP de Asturias.

Marifé Gómez explicó que "se utilizó un quitanieves no adecuado, el único que tenemos en el Oriente, por cierto; se generaron tapones y esperas kilométricas en la carretera; la sendas peatonales también estaban cubiertas...". En definitiva, "dejaron abandonados a los autobuses, a los taxistas y a los vehículos particulares", concluyó la parlamentaria popular.

Y apostilló: "Un plan no se hace únicamente con publicarlo en el Boletín Oficial del Principado. Requiere previsión, coordinación e información, que falta la mayoría de las veces". En este caso, debe incluir además una solución que "pasa por la mesa de su despacho", que es la de "construir un tren cremallera a los Lagos", proyecto defendido por el Partido Popular en el Parlamento asturiano y en la fallida negociación de los créditos extraordinarios.