· La presidenta del PP asturiano ha presentado la “pionera” proposición de ley popular a representantes de la Confederación Española de Áreas Empresariales (CEDAES) de todo el país. · El texto contempla la creación de una nueva figura jurídica, la Entidades de Gestión Colaboradoras (EGC), que permitiría una gestión más eficiente de los polígonos industriales basada en la colaboración público-privada.

El Partido Popular de Asturias ha presentado esta mañana a representantes de la Confederación Española de Áreas Empresariales (CEDAES) de todo el país, la Proposición de Ley de Polígonos Industriales que el Grupo Parlamentario Popular ha registrado en la Junta General del Principado.

En una reunión ejecutiva en Madrid, la presidenta del PP asturiano, Teresa Mallada, ha defendido la necesidad de que Asturias cuente con una regulación específica sobre estas áreas empresariales para “hacer competitivos a los polígonos industriales asturianos y aportarles valor, mejorando su gestión”.

La popular ha destacado que este tipo de suelo es a día de hoy una herramienta imprescindible para la economía, tanto de España como del Principado de Asturias. “De hecho, se estima que más del 50% del producto interior bruto nacional y casi un 30% del empleo se genera en los polígonos industriales, porcentajes trasladables a Asturias”, ha agregado en este sentido.

Mallada ha asegurado que en la actualidad, los polígonos industriales asturianos tienen importantes deficiencias en materia de conservación, limpieza, seguridad o conectividad. “Pese a que las asociaciones empresariales más representativas llevan años denunciando estas carencias en los servicios, la inexistencia de una regulación específica y de una adecuada gestión; desde el Gobierno del Principado han hecho oídos sordos”.

“Es vital mantener el empleo en estos polígonos y facilitar que se genere aún más, especialmente en las alas y la zona rural, donde estas infraestructuras ayudan a generar oportunidades y por tanto, a fijar población”, ha subrayado Mallada.

 

Creación de la figura de las Entidades de Gestión Colaboradoras (EGC)

Entre las principales novedades que recoge el texto del PP está la creación de un nueva figura jurídica: las Entidades de Gestión Colaboradoras (EGC) de zonas o polígonos industriales.

Esta figura supondría que asociaciones de propietarios de base privada, pero finalidad pública, asumirían por delegación mediante la suscripción voluntaria de un convenio con la Administración Pública, funciones y servicios de carácter público. Esta figura permitiría ampliar la capacidad de gestión de las actuales Entidades Urbanísticas Colaboradoras (EUC).

Mallada ha explicado que las EUC están enfocadas preferentemente a la conservación de las infraestructuras ya existentes porque aunque  se menciona la posibilidad de suscribir un convenio con la administración y gestionar el polígono, esa gestión no está regulada de ninguna manera.

Por este motivo, la popular ha apostado por la creación de las EGC, “que permitiría darles seguridad jurídica, estableciendo un procedimiento completo de creación, aprobación, negociación e incluso internamente dándoles una guía de organización y funcionamiento, desarrollando órganos de gobierno de administración y de participación”.

 

Responsabilidad subsidiaria del Principado

Así, esta Proposición de Ley, ha explicado la popular, viene a facilitar que los dos agentes principales que actúan sobre las áreas industriales, las administraciones públicas y las personas titulares, “colaboren de forma coordinada en la creación, conservación, mantenimiento y modernización de los servicios públicos, así como en el desarrollo de servicios adicionales de valor añadido, mediante la suscripción del correspondiente convenio”.

Asimismo, el texto recoge que haya una responsabilidad subsidiaria de la Administración Autonómica en caso de omisión o imposibilidad de cumplimiento de sus obligaciones por parte de la Administración Local. “Se trata de dar una seguridad jurídica a esa dotación de fondos que ahora no existe”, ha indicado Mallada.

“Si no interiorizamos la necesidad de que exista una colaboración público-privada para que Asturias pueda desarrollarse económicamente, iremos mal”, sentenció la popular.

La propuesta popular también incluye el establecimiento de una clasificación de los polígonos industriales atendiendo a sus dotaciones y al catálogo de servicios disponibles, “con el objetivo de darles un valor añadido. Se dividirían por tano en: área industrial básica, área industrial consolidada y área industrial avanzada.