El secretario general del Partido Popular (PP), Luis Venta, aseguró hoy en Barcelona que no hay “ni una sola voz” del socialismo regional ni nacional que defienda los intereses de Asturias y acusó al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, de acudir mañana a la fiesta de la rosa en Oviedo “por divertimento”.

Luis Venta ha hecho estas declaraciones al término de la Junta Directiva Nacional que el PP ha celebrado en Barcelona, bajo la presidencia de Pablo Casado, y donde ha sido designado como nuevo secretario ejecutivo nacional de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Venta ha ironizado sobre el medio de transporte que utilizará Sánchez para trasladarse a Asturias desde Madrid, “porque no sabemos si vendrá en helicóptero o en avión”, ha dicho, y ha insistido en sus críticas sobre la falta de compromiso con la región al considerar que, con el socialismo, el Principado ha quedado “relegado”.

“El Gobierno de Sánchez y la Federación Socialista Asturiana (FSA), encabezada por Adrián Barbón, están en un noviazgo muy apetecible para ellos, pero siguen sin defender los intereses generales de Asturias”, ha afirmado el secretario general.

Entre los incumplimientos socialistas, Venta ha citado el capítulo de las infraestructuras como el AVE, la autovía a La Espina o las cercanías ferroviarias, de las que ha manifestado que “ni saben, ni están, ni se la esperan” y de la eliminación del peaje del Huerna, “que es una farsa del socialismo que incumple al llegar al gobierno”.

En el lado opuesto ha situado al PP, que, según sus propias palabras, sigue defendiendo a Asturias y a España "en su conjunto", mientras crece la preocupación por la “deriva” del gobierno socialista.

Venta ha valorado el discurso “optimista” de su presidente nacional, Pablo Casado, quien hoy ha resaltado la importancia de respetar el orden constitucional frente a las ideas separatistas en Cataluña y ha ensalzado la figura de la Corona y la visita de la familia real a Asturias en lo que ha calificado como “un acto histórico”.