El Secretario General del PP, Luis Venta, ha mostrado su sorpresa por el "amparo" del rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, al intento de "imposición" de la cooficialidad del bable por una minoría. Una imposición a la que el PP “se opondrá con argumentos y desde la libertad”.

Venta se refirió así al respaldo del rector a las jornadas sobre el bable organizadas en la Universidad, en las que el presidente de la Academia de la Llingua planteó las medidas a adoptar ante la posible declaración del oficialidad del asturiano como impartirlo en los colegios desde la Educación Infantil, realizar una a edición bilingüe del Boletín Oficial del Principado y del Boletín Oficial de la Junta General o rotular en asturiano la sede de las consejerías.

Para Venta, resulta "sorprendente" que esta imposición tenga el amparo "de la principal institución académica" de Asturias, "donde la palabra libertad debería primar sobre cualquier otra" y que sea ese el lugar desde donde se intenta "imponer la cooficialidad".

"El interés de unos pocos"

"Es el interés de unos pocos o de unas minorías que quieren imponernos a la gran mayoría de asturianos que no la deseamos y el rector y al Academia de la Llingua no se cortan al hablar ya de imponer clases de llingua a niños de tres años cuando la sociedad lo que quiere es bilingüismo, pero con inglés", aseveró.

El secretario general ha criticado además que se pidan canales específicos de televisión o de radio en asturiano o cursos de formación en bable para los funcionarios, que supondrían "un despilfarro económico y un gasto no productivo". "En eso están algunos y no en el interés general de los asturianos que tienen otros problemas encima de la mesa", añadió Venta, que ha advertido de que así se empezó en otras comunidades "obligando a rotular las consejerías y mañana serán los comercios y pasado se multará a quien no lo haga".

En este proceso, ha subrayado, el PP se opondrá "con argumentos y desde la libertad" a esas "imposiciones de minoritarios" y seguirá defendiendo el asturiano "como todos estos años", pero sin aceptar "que unos pocos intenten imponer por la fuerza la cooficialidad".