Mercedes Fernández reclama al PSOE y a Javier Fernández que tomen ejemplo de la responsabilidad que demostró el PP al aprobar el Presupuesto del Principado, y destaca que las cuentas nacionales incluyen 5.000 millones más para las autonomías

La presidenta del Partido Popular Mercedes Fernández destacó hoy en Madrid que los Presupuestos Generales del Estado de 2017 “son los del empleo y la mejora de la Educación y la Sanidad”, y reclamó al PSOE un ejercicio de responsabilidad para aprobar unas cuentas que ayudarán a resolver los problemas de la gente.

Mercedes Fernández y el secretario general del PP asturiano, Luis Venta, participaron, en la sede nacional popular, en la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido tras la celebración de los congresos regionales.

La presidenta afirmó que en la intervención de Mariano Rajoy se repasaron los grandes contenidos de los Presupuestos del Estado, “que pretenden dar estabilidad y seriedad a España ante la Unión Europea”, y destacó que se trata de las cuentas del empleo: “Somos el país de la UE que más empleo ha creado, 590.000, con una diferencia notable, y trabajo es la mayor demanda de los españoles y los asturianos”.

Mercedes Fernández indicó que si se aprueban los Presupuestos las comunidades autónomas dispondrán de 5.000 millones de euros más. “Es mucho dinero que se podrá aplicar a educación, sanidad y empleo”, subrayó.

La líder del PP asturiano señaló que los socialistas “no pueden demandar cosas y a renglón seguido rechazar las cuentas, porque pinar desde la barrera pero no bajar al ruedo es un ejercicio político que no es consistente ni coherente”.

Con Rajoy.

“El PSOE, cuando se da la circunstancia que el presidente del Principado, Javier Fernández, es además el máximo responsable nacional del partido, debería hacer un ejercicio de responsabilidad, y pasar de los discursos a la acción”, manifestó.

En este sentido, Mercedes Fernández reclamó al PSOE que tome ejemplo del “ejercicio de responsabilidad que hizo el PP en Asturias, aprobando unas cuentas que no son las nuestras, que no nos satisfacen en su conjunto, pero que nos pareció que era importante para los asturianos que hubiera un Presupuesto aprobado y un impuesto de sucesiones recortado a la mitad”.

La presidenta señaló que “los tiempos han cambiado y la gente nos demanda acuerdos y consensos para resolver sus problemas, y una manera de hacerlo es aprobando las cuentas, porque sin recursos se hacen muy pocas cosas”.

De no hacerlo así, pidió “prudencia a los socialistas, porque quedarían retratados en una caricatura impropia”.