Mercedes Fernández, que se reúne en Avilés con el grupo municipal del PP, advierte de que el Gobierno de Pedro Sánchez “va a vaciar la región, que quedará limpia, pero de gente, iniciativas y puestos de trabajo”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, mantuvo hoy en Avilés una reunión de trabajo con el grupo municipal popular, tras los encuentros con los de Oviedo y Gijón, y que tendrán continuidad con el resto de los concejos asturianos.

Mercedes Fernández, en declaraciones a los medios de comunicación, lanzó una seria advertencia sobre las consecuencias que tendrá para Asturias las políticas y medidas energéticas del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, como el proyecto de ley de cambio climático.

“Suponen el cierre de Asturias, el final de nuestro modelo productivo sin tiempo suficiente para poder recuperarse y traerán estancamiento, desolación y paro”, destacó.

La presidenta afirmó que las medidas de la ministra socialista de Transición Ecológica “vacían Asturias, que va a quedar limpia, pero de gente, iniciativas y puestos de trabajo; esa es la limpieza de la señora Ribera”.

Cherines recordó la visita de Pedro Sánchez a Asturias, en un fin de semana festivo, cuando afirmó lo que querían que dijese los socialistas asturianos, y aseguró que estaba comprometido con Asturias hasta las trancas y que no Hunosa no estaba abocada al cierre.

“Es de un cinismo muy propio de la izquierda, pero elevado a la enésima potencia”, resumió.

La líder del PP recalcó que los populares “vamos a dar la batalla para que Asturias tenga el liderazgo empresarial que se merece”, y anunció que el Partido Popular va a pedir la comparecencia en el Parlamento del consejero de Industria, “aunque nos gustaría que fuera el propio Presidente, para elevar la voz en defensa del interés general de Asturias”.

Avilés

Respecto a la reunión con el grupo municipal del PP de Avilés, señaló que se trata de coordinar las actuaciones políticas de cara a las elecciones de mayo, para que los ciudadanos conozcan los planteamientos del PP y, a la vez, trasladar a la agenda asturiana las cuestiones que preocupan en cada uno de los municipios.

En este sentido, citó una “iniciativa transversal” del PP para afrontar los múltiples problemas del barrio avilesino de Versalles, “que no han tenido ninguna respuesta por parte del socialismo y la izquierda”.

También se refirió a los problemas de contaminación de Avilés, y a la necesidad de bajar los impuestos en Avilés, “ya que se paga más que Oviedo o Gijón en el principal impuesto municipal, el de Bienes e Inmuebles, el IBI.

“Por gastar más no se gasta mejor, y a las familias no se les puede seguir dando vueltas de tuerca para que el socialismo fidelice personas, grupos o votos”, manifestó.