Mercedes Fernández se reúne con los responsables de Concapa, rechaza que el callejero sea quien determine el colegio y defiende la escuela concertada frente a una izquierda que quiere imponer de manera radical un único modelo educativo

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, subrayó hoy que la libertad en la Educación es una de las grandes banderas del PP frente a una izquierda empeñada en inmiscuirse y decidir por las familias.

“Los padres tienen que tener la libertad de elección de colegio y de modelo educativo, y no depender de un consejero socialista meticón”, afirmó en rueda de prensa tras reunirse en la sede regional del PP con el presidente nacional y la responsable en Asturias de la Concapa (Confederación Católica Nacional de Padres de Alumnos y Padres de Familia”.

La presidenta señaló que “a las familias no se les debe sustituir, ni el consejero de turno elegir por ellos, porque para que haya libertad tiene que haber posibilidad de elegir.

En este sentido, rechazó la zonificación en las ciudades y pueblos de Asturias para determinar a qué colegio tienen que ir los niños: “La mejor planificación educativa es la que nace de la libertad de los padres y de las familias para llevar a sus hijos al colegio que prefieran”.

Mercedes Fernández indicó que en muchísimos casos, motivos laborales de los padres obligan a que sean los abuelos los que llevan y recogen a los nietos del colegio.

Maratón diario para los abuelos

Una situación que por culpa de la zonificación les obliga a realizar “un maratón por la mañana y otro por la tarde” si viven alejados del domicilio de los niños.

La líder del PP insistió en la necesidad de la red de 0 a 3 años sea gratuita y universal, y recalcó al respecto que “fue el PP quien introdujo en Asturias este debate mientras la izquierda estaba en sus ensoñaciones; nadie sabía que hay que pagar más de 300 euros por una plaza en una guardería pública”.

“En Asturias hay que pasar de las frases de la izquierda a la acción del centro derecha, porque nuestra tierra va camino de convertirse en el gran geriátrico de España, ya que es la región más envejecida”, resaltó.

La presidenta reprochó a la izquierda que se dedique solo al “charloteo y siga sin entender que hay que dar facilidades a las familias, porque necesitamos niños a gritos, para rejuvenecer la región”.

Cherines acusó a la izquierda de querer imponer de forma radical que solo haya la opción de la educación pública, “que nos merece todo el respeto, pero hay que garantizar la educación concertada y privada para las familias que lo quieren elegir”.

A este respecto, explicó que la educación concertada “es muchísimo menos costosa que la red pública, y aunque el criterio económico no debe ser el único, sí es cierto que no es más cara ni peor”.