Los votos contrarios del tripartito de izquierdas y la abstención de Ciudadanos impidieron hoy, en el Pleno de la Junta General, que fuera aprobada la inicativa del PP para modificar la ley de Caza del Principado, que tiene ya 30 años, y declarar el lobo como especie cinegética.

El diputado regional del PP Luis Venta afirmó que el objetivo de la medida sería contribuir a disminuir al mínimo los constantes ataques del lobo a la cabaña ganadera de la región, y denunció la existencia de grupos radicales de la región que "quieren demonizar y arrinconar a miles de cazadores".

En este sentido, señaló que Podemos e IU plantean en el Congreso de los Diputados acabar con la caza y la pesca, y añadió que PSOE, Podemos e IU, y gracias a la abstención de nuevo de Ciudadanos, quieren declarar el lobo como especie protegida.

"Sería el final de la ganadería extensiva en Asturias", advirtió.

Luis Venta subrayó que el PP "se decanta por las personas; deben existir lobos, pero la prioridad deben ser los ganaderos. Sobran ejemplares porque no se puede aceptar el nivel de daños actual".

El diputado popular insistió en que "la prioridad para la izquierda es el lobo, porque defiende que antes sin ganaderos que sin lobos".

Asimismo, indicó que la especie está en expansión en Asturias, y calificó de tomadura de pelo que en un total de 270 cacerías autorizadas el resultado ha sido de cero ejemplares muertos.

Con la iniciativa del PP, se pretendía garantizar la transparencia en la gestión del lobo, seguridad jurídica para los cazadores y guardas rurales y lanzar un mensaje de apoyo a los ganaderos.

Luis Venta manifestó que la medida también supondría oportunidades para las zonas loberas, es decir, "el lobo como recurso y no como problema".

"No supone matar más o menos lobos, porque las decisiones dependerían de los datos de las poblaciuones y de los ataques al ganado", remarcó.

Por último, Luis Venta pidió a la izquierda y a Ciudadanos "no más engaños; quítense la piel de cordero".