La izquierda en pleno rechaza en la Junta General que las familias asturianas puedan decidir, con libertad, el modelo educativo y a qué centro escolar enviar a sus hijos, como defiende el Partido Popular.

La negativa del PSOE, Podemos e IU a la iniciativa presentada por el portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular, David González Medina, llega tan solo un día después de la multitudinaria manifestación, tanto de la educación pública como de la concertada, en contra de las políticas desarrolladas por la consejero del ramo, el socialista Genaro Alonso. 

"Aquí los diputados del Grupo Popular venimos a hablar de lo que preocupa a la gente, a las familias, mientras la izquierda habla de su ombligo", aseveró el diputado para, a renglón seguido, defender que "en Educación no hay nada que determine que la alta planificación que defienden los socialistas mejore el sistema educativo, más al contrario". "Nosotros defendemos que las familias elijan libremente", añadió.

Medina afirmó que "con un distrito único, con total libertad para elegir, se mejora el sistema, porque los colegios se especializan, se diferencian y distinguen, porque no todos tienen que ser iguales". Así "las familias podrían elegir entre diferentes propuestas, y se implicarían más".

"La libertad de elegir beneficia, además, a las familias con menos recursos, que se ven más favorecidas que por la segregación del criterio de dónde se nace o se vive", finalizó.