La Vicesecretaria de Política Autonómica y Municipal del Partido Popular de Asturias, Emma Ramos, considera que la situación que se vive en el Ayuntamiento de Aller demuestra que existe un "acuerdo subrepticio" entre la Federación Socialista Asturiana (FSA), el alcalde y los concejales transfugas "para mantener el poder". "Exigir al regidor que abandonase su acta fue una mera labor de maquillaje del PSOE, porque le consienten que siga como alcalde", asevera.

Ramos denuncia la "pantomima" representada por el Partido Socialista, "que pretende seguir gobernando en Aller con un tránsfuga como alcalde, al igual que el resto de ediles del PSOE, cuando han traspasado las barreras autoimpuestas por el PSOE en su código ético para la dimisión de sus cargos ante la apertura de juicio oral". 

El alcalde de Aller fuer imputado por un delito continuado de prevaricación en la concesión de subvenciones deportivas por parte del Ayuntamiento a una asociación desde finales de 1996, y a las que tanto la Intervención como la Secretaría habían puesto reparos, ante los incumplimientos reiterados de la legalidad vigente.

"Resulta llamativo que el PSOE siga admitiendo, a pesar del pacto antitransfuguismo, que su alcalde no abandone el puesto que obtuvo bajo las siglas socialistas", considera Ramos. "Ya no representa a los vecinos de Aller", considera.

Otra prueba más, añade la Vicesecretaria popular, es que el PSOE mantiene al alcalde allerano "entre los vocales de la Ejecutiva de la Federación Asturiana de Concejos (FACC)", donde preside la Comisión de Industria y Empleo. De hecho, "se acaba de constituir la Comisión de Seguimiento del Empleo, en la que será presidente", denuncia Emma Ramos.

Será en el próximo Pleno municipal cuando llegue la disolución del Grupo Municipal Socialista y, a renglón seguido, el paso de los 6 ediles, alcalde incluido, al grupo de los No adscritos. Con ella llegará la paralización práctica del Ayuntamiento de Aller, conforme al pacto antitransfuguismo.

Moción de censura

"El Partido Popular seguirá actuando con la misma prudencia y la misma responsabilidad con que lo ha hecho hasta ahora", sentenció la Vicesecretaria, acompañada por el portavoz de los populares de Aller.  

Del Peño afirmó que la única salida para evitar que la corporación allerana sea gobernada por un grupo de tránsfugas "es promover una moción de censura", que los populares plantearán negociar con el resto de la oposición una vez pasado el Pleno en el que el alcalde y los actuales ediles del PSOE pasen a ser No Adscritos y, por lo tanto, tránsfugas. 

El portavoz municipal incidió en la necesidad de evitar la "anormalidad" que supone un gobierno "de tránsfugas", lo que requiere de una negociación entre el resto de los grupos para impulsar "un gobierno de transición que dé estabilidad".