El presidente presenta a los candidatos a la Presidencia del Principado y a la Alcaldía de Oviedo Y agradece a Mercedes Fernández "su trabajo en momentos complicados, anteponiendo el interés de Asturias y del partido" al suyo propio

“La Reconquista de los populares ha empezado por Andalucía y acabará por Asturias”, ha afirmado el presidente del PP, Pablo Casado. Con ese fin se pondrán de acuerdo en Asturias con todos los partidos con los que compartan discurso, tanto a nivel regional, como en las grandes ciudades y pequeños pueblos para así convertirse en alternativa a un "socialismo fracasado".

El PP es ahora mismo "la fuerza más relevante del Principado, pese a quien pese", y a partir de ahora será también "la más mayoritaria en las urnas", sentenció Casado en el acto de presentación, en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, de la candidata popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, ex presidenta de Hunosa; y del aspirante del PP a la Alcaldía de Oviedo, Alfredo Canteli, hasta ahora presidente del Centro Asturiano en la ciudad.

Casado le ha agradecido a la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, su trabajo en momentos complicados, anteponiendo el interés de Asturias y del partido al suyo propio, y estando al lado de sus paisanos a los que ha consagrado toda su vida.

Mallada y Canteli

De Canteli se ha mostrado convencido de que espera que haga lo mismo en Oviedo que al frente del centro asturiano, tras recordar que hasta el alcalde socialista Wenceslao López dijo que le gustaría que la ciudad estuviese tan bien gestionada como esa entidad.

De la nueva candidata, Teresa Mallada, ha asegurado que hablar de ella "es hablar de Asturias", tras recordar que la ha visto vestida de faena y que son ya muchas familias, trabajadores y proveedores ya la están echando de menos desde la moción de censura que acabó con su Presidencia al frente de Hunosa.

"Asturias solo pide estar bien gobernada y mejorar sus insostenibles cifras de empleo", ha afirmado el líder popular tras incidir en que hay que apostar por un sector industrial "que añora los tiempos gloriosos y que solo protagoniza páginas de malas noticias, como se ve en Alcoa o Arcelor".

Casado ha reclamado las "infraestructuras de justicia" que precisa Asturias, como la Variante de Pajares, la autopista del mar o autopistas "en igualdad de condiciones que otras comunidades autónomas", antes de preguntarse "por qué el PSOE siempre maltrata a los asturianos cuando llega al Gobierno?".

El presidente de los populares ha advertido de que con el PP en el gobierno del Principado se acabará un "impuesto confiscatorio" como el de Sucesiones y Transmisiones y que tampoco habrá cooficialidad del asturiano.

"El PP está a favor del patrimonio cultural, pero no se puede imponer por decreto una cooficialidad lingüística que nadie reclama", ha afirmado Casado, antes de incidir en que el uso del asturiano es muy diverso en todos los valles y no debe imponerse ni hacer con ella ingeniería social.

En su opinión, la lengua se ha convertido en un instrumento de confrontación y fragmentación de la unidad nacional" con la que no están de acuerdo los populares.

En un año en el que se celebran los centenarios de Covadonga, el Reino de Asturias y los Picos de Europa, Casado ha pedido "que nadie venga a separar la realidad asturiana de la española" y ha asegurado que el PP será capaz de arrancar todo el potencial de esta tierra.