La Mesa de la Junta General ha dado el visto bueno a la iniciativa presentada por la presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, para conceder a los descubridores de la cueva de Tito Bustillo, en Ribadesella, la medalla de oro de Asturias, cuando se cumplen 50 años de un hecho que “engrandeció de manera muy importante el patrimonio de la región”.

Mercedes Fernández afirmó que este cincuentenario “no solo hay que recordarlo, sino que hay que reconocer la labor que se desarrolló y lo que ha supuesto la cueva en el patrimonio español y asturiano, con unas pinturas rupestres singulares que deben tener un apoyo institucional, porque hay deficiencias estructurales y se debe dar un impulso definitivo para asegurar su conservación”.

La propuesta del PP se apoya en un procedimiento sin precedentes en la vida parlamentaria asturiana, recogido en la ley de Honores y Distinciones del Principado.

Tras la aprobación por parte de la Mesa de la Cámara regional, la propuesta será trasladada a hora al presidente del Principado, que debe nombrar un instructor para recabar los antecedentes y los méritos que respalden la medalla.

“Y se ha de dar una respuesta razonada, esperamos que positiva, a la mesa de la Junta General”, indicó la presidenta.