Cuervas-Mons cifra en sólo el 0,87 por ciento del Presupuesto regional el impacto económico de la primera ley de reordenamiento; "está claro que el modelo es ineficiente y no nos lo podemos permitir"

El diputado popular y vicepresidente segundo de la Junta General, José Agustín Cuervas-Mons, ha criticado con dureza la primera Ley de Reforma del Sector Público asturiano, aprobada hoy en el Parlamento regional con el voto en contra del PP. "Es insuficiente en el ahorro y no mejora la eficacia y la eficiencia de la Administración autonómica", sentencia el parlamentario.

Cuervas-Mons afirmó que la primera de las tres leyes previstas por el Principado es una "reforma por fascículos" y "no sirve mejor a los asturianos", máxime cuando las enmiendas presentadas por los socios del PSOE, IU y UPyD, "la han descafeinado aún más". "Mantenemos que el sector público asturiano es desproporcionado, no tiene sentido que en una comunidad con un millón de habitantes haya casi 90 empresas, entes o fundaciones", aseveró.

El Partido Popular, explicó el diputado, "no tiene nada en contra de algún organismo en concreto, ni somos enemigos de lo público, pero tenemos una filosofía distinta sobre la Administración". "En medio de una brutal crisis económica son imprescindibles las medidas de ajuste", insistió. Cuervas-Mons lamentó que, entre las siete primeras empresas a las que afecta la reforma, no esté el Serpa, "que se dedica a hacer la competencia a las empresas del sector privado, cuando ya bastante mal están las cosas en el mercado hoy".

Como demostración del escaso impacto de la reforma, el parlamentario popular expuso que, según la memoria económica del Principado, "el impacto de este primer proyecto será sólo del 0,87 por ciento respecto al Presupuesto regional, y ni siquiera algunas de esas transacciones están garantizadas, como la previsión de venta de los títulos participativos en Sedes". "El modelo es ineficiente", sentenció Cuervas-Mons, "y no nos lo podemos permitir económicamente, no lo podemos pagar".