"Han saltado ya la alarmas que obligan a poner fin a un ejercicio nefasto para el cada vez más vulnerable colectivo de personas dependientes de nuestra comunidad", sentencia Victoria Delgado

La Junta General del Principado ha aprobado, a propuesta del Partido Popular y con el voto a favor de Foro Asturias, la reprobación de la consejera de Bienestar Social y Vivienda del Gobierno regional, la socialista Esther Díaz, por su gestión "injusta, despótica y arbitraria"; e instar al presidente autonómico, Javier Fernández, a que ponga fin a su mandato.

La proposición no de Ley, presentada por el Grupo Parlamentario Popular y defendida por su portavoz parlamentaria de Bienestar Social, Victoria Delgado, ha salido adelante con 22 votos a favor y la abstención de los cinco diputados de IU y del diputado de UPyD, que no han apoyado a los 16 parlamentarios con los que cuenta actualmente el Grupo Socialista, después de la renuncia a su acta de diputado el ex alcalde de Cudillero Francisco González, tras abrirle juicio oral el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por un presunto delito de exacciones ilegales.

Esther Díaz está "desbordada", y es "incapaz" de enderezar la gestión de los servicios sociales en Asturias, expuso Victoria Delgado. La diputada popular calificó la actitud de la consejera como "chulesca y despreciativa", y se refirió a la polémica entre el Gobierno y la asociación Adepas, y a la negativa de la titular de Bienestar Social para negociar con los Ayuntamientos un nuevo plan concertado como los aspectos "más execrables" de la gestión de Díaz. "Han saltado ya las alarmas que obligan a poner fin a un ejercicio nefasto para el cada vez más vulnerable colectivo de personas dependientes de nuestra comunidad", sentenció.