Laizquierda asturiano se unió hoy en el Pleno de la Junta General para impedir que se aprobase una moción del Partido Popular en la que se pedía cambiar los criterios que vinculan a los hospitales concertados de la red pública a través de concursos más modernos, basados en criterio de eficacia y eficiencia, con el objetivo de luchar contra las listas de espera en la Sanidad pública.

El diputado regional del PP Carlos Suárez, portavoz de Sanidad, fue el encargado de defender la iniciativa, y señaló las conclusiones de la Sindicatura de Cuentas al respecto.

"Queremos cambiar los criterios que vinculan a los hospitales concertados de la red pública y hacerlos más modernos, basándose en concursos, con criterios de eficacia y eficiencia. También de transparencia, que es tan escasa actualmente", precisó.

El parlamentario señaló que el PP apuesta por unos conciertos sanitarios más modernos por los que no haya que "avergonzarse" cuando la Unión Europea los critique, y pidió al Gobierno socialista que deje esa "actitud hipócrita y demagógica" cuando dice que no es necesaria la sanidad privada ante situaciones de incremento de las listas de espera.

"Exigimos transparencia, contratos claros, públicos y medidas efectivas mediante criterios de eficiencia y efectividad con menos ideología y más trabajo y soluciones", subrayó.

Carlos Suárez afirmó que el problema de las listas de espera en la sanidad asturiana "comienza a tener un carácter crónico y enquistado", y rechazó que la situación de las listas de espera sea "inherente" a la sanidad regional.

A su vez, criticó la falta de soluciones puesta en marcha por los diferentes gobiernos socialistas, ya que "las medidas tomada hasta hora son de dudosa o nula efectividad".

El diputado regional del PP apostó por la puesta en marcha de un esfuerzo de gestión con un diagnóstico preciso del problema y un estudio de todos los medios disponibles, tanto en la sanidad pública como en la concertada, usando criterios de eficacia y eficiencia.