El vicesecretario de Política Social del PP y Mercedes Fernández visitan la Fundación Vinjoy, “un ejemplo de atención a personas con discapacidad", y advierten de que PSOE y Ciudadanos ponen en peligro la pena para crímenes de especial crueldad

El vicesecretario nacional de Política Social del Partido Popular, Javier Maroto, anunció hoy en Oviedo el inicio de una campaña nacional de recogida de firmas para evitar la derogación de la figura de la prisión permanente revisable, como pretenden PSOE, Ciudadanos o Podemos.

Javier Maroto realizó una visita a Asturias y, en compañía de la presidenta del PP, Mercedes Fernández, conoció las instalaciones de la Fundación Vinjoy y mantuvo en Gijón una reunión con militantes y simpatizantes del PP.

El vicesecretario de Política Social, en declaraciones a los medios, afirmó que  hay muchas personas que, al margen de su ideología, están absolutamente a favor de que la prisión permanente revisable sea una herramienta que siga existiendo en España, luego de que la aprobara el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015, “y están absolutamente en contra de la posición de los partidos que pretenden derogarla”.

Fundación Vinjoy.

De ahí, señaló, la recogida de firmas en la calle “para llevar la voz de todas esas personas, porque hay muchos españoles que votaron en su día al PSOE o Ciudadanos que nos piden que se mantenga la prisión permanente revisable y que no se cometa la equivocación de derogarla, porque el PP es el único partido que la defiende”.

Fundación Vinjoy, "un ejemplo perfecto"

En cuanto a la visita a la Fundación Vinjoy, Mercedes Fernández y Javier Maroto destacaron que se trata de “un ejemplo perfecto, un caso más de grandes testimonios de asociaciones y profesionales que demuestran con su trabajo diario en qué consiste la política social con mayúsculas, la de verdad, la que tiene rentabilidad social”.

“Los políticos que quieran acertar en las medidas sociales tienen que conocer a pie de calle testimonios sociales como el de la Fundación Vinjoy, porque la manera de hacer política solo desde un despacho es demasiado vieja y demasiado estéril”, remarcó Maroto.

El vicesecretario nacional de Política Social manifestó que “pisar la calle no es una opción, es una obligación de los políticos del siglo XXI, porque es imprescindible conocer los testimonios de primera mano”, y añadió: “En el PP lo hemos llamado Ruta Social a esta manera de entender las cosas; un compromiso de escuchar a los colectivos afectados antes, durante y después  de cualquier iniciativa legislativa”.

Fundación Vinjoy.

Javier Maroto recalcó que la Fundación Vinjoy “es un ejemplo que deberían conocer todos los consejeros de Sanidad que quieran ayudar  a las personas con problemas auditivos”.

A su vez, Mercedes Fernández destacó que Vinjoy lleva a cabo un grandísimo trabajo no solamente en proyectos para luchar contra la sordera, sino también a favor de personas que tienen discapacidad o dificultades de reinserción  social y que finalmente obtienen la posibilidad de lograr un trabajo”.

“La Fundación lo consigue con trabajos casi revolucionarios, porque son innovadores, muy eficaces y con un alto porcentaje de éxito”, indicó la presidenta.

Cataluña, "burda mentira independentista"

Javier Maroto también se refirió a la situación de Cataluña, y advirtió der que si Mariano Rajoy y el Gobierno no hubieran recurrido al Tribunal Constitucional, “Puigdemont habría sido elegido ayer presidente. Es de justicia que todos los españoles agradezcan la labor del Gobierno de la Nación”.

Respecto a las revelaciones de algunos mensajes de Puigdemont, que daría por acabado el proceso desde hace mucho tiempo, Javier Maroto afirmó que “ha seguido mintiendo durante mucho tiempo a los ciudadanos que confiaron en el y al conjunto de la sociedad catalana”.

“El proceso era en sí mismo una burda mentira, y ha engañado a todo el mundo con tal de seguir en el poder. Es lo peor que se puede hacer en política”, denunció.