Mercedes Fernández participa en Pola de Siero en la jornada jurídica organizada por el PP en defensa de esta figura penal, y afirma que casi 12.000 asturianos han firmado en su favor, "muchos de ellos votantes del PSOE"

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, señaló que se han recogido ya 11.724 firmas de ciudadanos asturianos para reclamar el mantenimiento de la figura de la prisión permanente revisable en el Código Penal, muchas de ellas "de votantes del PSOE".

Mercedes Fernández participó en Pola de Siero en una jornada jurídica sobre la necesidad de la prisión permanente revisable, organizada por la Comisión de Justicia del PP y en la que intervinieron Juan Domínguez Begega, magistrado presidente de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, y el abogado penalista Gonzalo Botas.

La presidenta reclamó a los partidos políticos que abogan por suprimirla -PSOE, Ciudadanos, Podemos o IU- que atiendan "al clamor de la sociedad" para su mantenimiento y eviten "reformas que contrarían el sentir general".

Tras recordar que en Francia esta figura fue introducida por el socialista François Mitterrand, Mercedes Fernández rechazó que esta cuestión sea "de colores o de partidos políticos".

A este respecto, la presidenta afirmó que hasta su introducción en 2015 por el Gobierno del PP, España era junto con el Portugal el único país europeo que no incluía en su Código Penal una figura "que tiene plena constitucionalidad y que cumple con todas las convenciones que España ha firmado en materia de derechos humanos".

La líder del PP defendió la prisión permanente revisable para casos de "crímenes horribles" en los que además el preso "no quiere la reinserción".

En esos casos, destacó, es necesaria "una respuesta sólida, serena y elaborada", pero "sin ánimo de venganza y dando posibilidad de reinserción".

La presidenta del PP de Asturias aseguró que el 90 por ciento de los ciudadanos está a favor de mantener la prisión permanente revisable por lo que hay partidos que "no están siendo fieles ni siquiera a los que les votaron" cuando ahora abogan por suprimirla.