· La diputada nacional critica que de 20.700 solicitudes solo se hayan tramitado el 45 por ciento de las peticiones. · Califica de “fatídicos” los datos de empleo, “el peor enero desde 2010”, y subraya que España es el país con la peor cifra de paro juvenil del mundo, del 40 por ciento.

La diputada nacional del Partido Popular, Paloma Gázquez, ha criticado esta mañana que únicamente se haya concedido el 22% de las solicitudes registradas en Asturias del ingreso mínimo vital y que aún haya 9.500 hogares asturianos a la espera de la tramitación de esta ayuda.

“¿Es consciente el Gobierno socialista-comunista que hay colas del hambre en Asturias?”, se preguntó la parlamentaria popular que agregó en este sentido, que de las 20.739 solicitudes presentadas por familias asturianas, únicamente se han concedido 4.621, menos de una cuarta parte. De ellas, añadió Gázquez, el 45 % no han sido tramitadas y de las tramitadas se han denegado 6.739, casi un 60%”.

Para la popular, pese a que se anunció como la “medida estrella” del Gobierno, el Ingreso Mínimo Vital “se ha demostrado una vez más que sólo fue propaganda sin medidas reales detrás para la dramática situación de las familias asturianas y españolas” y recriminó al Gobierno central que no sea consciente de que las familias más vulnerables no pueden dilatar pagos como la luz o el alquiler.

Gázquez criticó duramente la gestión tanto de la crisis sanitaria como de la económica por parte del Gobierno de Pedro Sánchez,  aseguró que España ha sido el país del mundo que peor ha gestionado la pandemia y cuestionó el proceso de vacunación por la “lentitud” con la que se estaba llevando a cabo.

 

A la cabeza del paro en Europa

Por otra parte, la popular ha calificado de “fatídicos” los datos de empleo del pasado mes de enero “porque en un solo mes se han destruido 220.000 empleos, 7.000 empresas y 14.668 autónomos han tenido que cerrar su negocio. “Es el peor enero, en términos anuales, desde 2010”, sentenció en este sentido.

La popular indicó que la tasa de paro es 17,39% (14,5% hace un año), pero si incluimos los trabajadores en ERTE supera el 20,5%, lo que nos sitúa -junto a Grecia- a la cabeza del desempleo en Europa.

Para Gázquez colectivos que más están sufriendo estas políticas socialistas y comunistas son aquellos que dice defender la izquierda: las mujeres y los jóvenes. Así, indicó que la tasa de paro femenino es del 20,6%, un 43% más alta que la tasa de paro masculino (14,4%).

En lo que se refiere a los jóvenes, en el último año uno de cada 3 jóvenes europeos que han quedado en paro es español (100.000 de 319.000). La tasa de paro juvenil es la mayor de todos los países europeos; más que duplicando la media europea, del 40% en España frente al 18% europeo.