El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea y la presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, han coincidido en señalar que la Convención Nacional celebrada por los populares el pasado fin de semana en Valencia marca un punto de inflexión en la legislatura “y el principio del fin del sanchismo”, tanto en España como en Asturias.

García Egea y Mallada han mantenido hoy un encuentro en la sede nacional del partido, en el que han analizado la situación del partido tanto a nivel nacional como autonómico, concluyendo que hoy “el partido está unido, más fuerte que nunca y consolidado como la única alternativa real para desbancar al socialismo”.

García Egea ha animado a la presidenta del PP asturiano “a seguir trabajando para ensanchar el proyecto del PP a izquierda y derecha, ampliando su implantación territorial y atrayendo bajo el paraguas del PP a todos aquellos asturianos que se han cansado de la incapacidad de Barbón y del ninguneo de Sánchez”.

Mallada, por su parte, ha felicitado al secretario general por el éxito de la Convención Nacional “y sobre todo por lograr que hoy el Partido Popular esté cohesionado, fuerte y con equipos preparados para gobernar en toda España”.

“Tenemos un proyecto con un objetivo muy claro, que es la creación de empleo. Asturias no puede permitirse más gobiernos socialistas que acaben por hipotecar su futuro. Estamos preparados para gobernar y contamos con el respaldo del partido para protagonizar el cambio político en nuestra comunidad y construir un futuro de oportunidades junto a los asturianos”, aseguró Mallada