Mercedes Fernández avanza, en el brindis de Fin de Año en Gijón, que volverá a defender la Ley para la gratuidad de la educación de 0 a 3 años y reprocha a la alcaldesa su falta de coraje político por no vincular el Presupuesto a una cuestión de confianza

En el brindis de Fin de Año del PP de Gijón, "la ciudad en la que comencé mi andadura política", la presidenta del PP de Asturias llamó a todo el partido a "multiplicar por diez el trabajo y el esfuerzo" para lograr ganar las elecciones en Asturias. "Frente a las peleas de la izquierda, en el PP trabajamos con decisión y lideramos ideas para hacer cosas por los demás".

Una de ellas, avanzó, será "presentar de nuevo la Ley diseñada por el PP para lograr que la educación de 0 a 3 años sea universal y gratuita en Asturias", frente a "la incapacidad de la izquierda para articular acuerdos". "Les retaremos políticamente a que digan que sí", aseveró.

Junto al presidente del PP de Gijón, Mariano Marín; su secretario general, Pablo González, la edil Sofía Cosmen y los vicesecretarios del partido, rodeados por más de un centenar de afiliados y simpatizantes, Mercedes Fernández reconoció el trabajo desarrollado por el PP en la ciudad. También subrayó que los populares asturianos "nos sentimos orgullosos de la defensa que Mariano Rajoy hizo de la unidad de España, ante la amenaza del secesionismo". 

"2017 ha sido el gran año de la recuperación y hemos de seguir avanzando para que llegue a todos", destacó la presidenta. "Frente a un Gobierno de España que gobierna, que toma decisiones, tenemos en Asturias a un gobierno paralizado, en el PSOE no se aclaran ni entre ellos", sentenció. 

Igual que a nivel autonómico, el PP también defendió que Gijón estaba mejor con presupuestos, y mostró su disposición a negociar, pero comenzará el año en prórroga. Junto a Mariano Marín, Mercedes Fernández reprochó que la alcaldesa "no tuviera la valentía ni el coraje político de vincular el Presupuesto a una cuestión de confianza". "Es una posibilidad que la Ley da a los alcaldes y alcaldesas que quieren a su ciudad y quieren tener presupuestos, hay que tener el coraje de echar un órdago", insistió.

Para el 2018 la presidenta vaticinó que "seguiremos viendo peleas entre la izquierda, también en el debate de los créditos presupuestarios que se presenten, porque recelan y compiten entre sí de una forma tan insana que perjudican a Asturias en su conjunto", finalizó.