Mercedes Fernández afirma que el informe de la Sindicatura de Cuentas refleja que se realizan notificaciones a las familias al margen de la ley y que se han dejado de ingresar millones “que nos darían para otra rebaja en el Impuesto de Sucesiones

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, anunció hoy que los populares exigirán responsabilidades políticas por “la alarmante y muy grave” gestión del ente público Establecimientos Residenciales de Ancianos (ERA), “que está perjudicando los intereses generales de Asturias y mermando el erario público”.

Tras la reunión semanal de la Junta de Portavoces del Parlamento asturiano, y en declaraciones a los medios de comunicación, Mercedes Fernández señaló que en el Pleno de esta semana el PP solicitará información tras el informe de fiscalización de la Sindicatura de Cuentas sobre el ERA.

“Es altamente preocupante, y alarmantes los datos y las aseveraciones que contiene; demuestra una vez más que las familias tienen razón y que los gestores socialistas no la tienen”, señaló.

Mercedes Fernández afirmó que el informe, “pormenorizado, de alto prestigio profesional, pone de manifiesto de forma detallada las notificaciones defectuosamente realizadas, es decir, al margen de la ley, notificaciones que a consecuencias de prescripciones han supuesto millones que el erario publico asturiano ha dejado de percibir, es decir, que nos daba para una segunda vuelta para el Impuesto de Sucesiones”.

La presidenta señaló que este hecho avala aún más la comisión de investigación sobre el ERA propuesta por el PP y que la pasada semana fue aprobada por la Junta General. “Son muchas las cosas mal hechas, muchas las dejadas de hacer y hay muchos expedientes prescritos que alguien debe explicar”, añadió.

Asimismo, la líder del PP manifestó que la Sindicatura de Cuentas, en sus conclusiones, “establece limitaciones al alcance porque desconoce lo que desde la Consejería no se ha facilitado, es decir, muchos expedientes que vamos a pedir ya”.

“No se puede cargar sobre las familias lo que desde la Administración socialista se hace de forma penosa”, subrayó, a la vez que insistió en que “exigiremos responsabilidades políticas para los gestores del ERA que han dejado pasar el tiempo en perjuicio de los intereses generales de Asturias; no han hecho las notificaciones adecuadamente o se han apartado de la legalidad para realizarlas y, por tanto, no tienen ningún efecto práctico”.

Por ello, Mercedes Fernández recomendó a la consejera socialista de Servicios Sociales que “tome buena nota, porque es muy grave lo que se dice y no pueden salir de rositas quienes hicieron las cosas tan mal”.