Mercedes Fernández exige una reforma ambiciosa porque el sector "es ineficiente" y el único objetivo de este entramado es "contratar a socialistas sin los rigores de la Ley de Contratos del Estado y sin pruebas objetivas"

La presidenta del Partido Popular de Asturias y portavoz parlamentaria, Mercedes Fernández, afirmó hoy en la Junta General que es “un despropósito” que Asturias, con un millón de habitantes, cuente con 84 organismos públicos dependientes del Principado. “Ni los asturianos lo pueden pagar ni Asturias lo necesita”, destacó Mercedes Fernández durante la defensa de la enmienda de totalidad presentada por el PP al proyecto de ley del Principado de medidas de reestructuración del sector público autonómico.

La portavoz popular señaló que la pregunta que se hacen los asturianos es para qué sirven los 84 organismos que dependen del Principado. “El discurso oficial del socialismo dice que para conseguir la agilidad que tiene la empresa privada. ¡Qué disparate!. Las agilidades que se buscan es contratar a socialistas sin los rigores de la Ley de Contratos del Estado y de las pruebas objetivas. Es lo que se persigue en la inmensa mayoría de los organismos del sector público regional”.

Mercedes Fernández afirmó que las agilidades que se buscan “se llaman extraños contratos, como en el GITPA, donde ahora el Gobierno regional afirma que hay que mirar factura tras factura, o, como en el Serpa, donde la inmensa mayoría de las cien personas que componen su plantilla accedieron a través de una entrevistilla personal”. La presidenta del PP señaló que coincide plenamente con una de las conclusiones del llamado Consejo de Sabios nombrado por el Ejecutivo regional: “El mayor enemigo de lo público es lo ineficiente, y la mejora de la eficiencia es el gran reto de la Administración en un momento en que los recursos son escasos”.

Destacó que esta afirmación es de sentido común, y que lo que hay que hacer es “adelgazar el sector público ineficiente porque no se soporta a través del maná, sino con los impuestos de los asturianos”. Mercedes Fernández recordó que muchos empresarios y emprendedores asturianos afirman que pagan sus impuestos para que luego la Administración del Principado les haga la competencia con sus empresas públicas, con actividades que no son propias de un Gobierno y que distorsionan la libre concurrencia a que aspira cualquier emprendedor.

La portavoz parlamentaria del PP calificó el proyecto de reforma del sector público regional de “parcial, insuficiente e inconexo. El Gobierno tiene que ser más ambicioso y descartar su planecito; falta visión de Estado, compromiso con las reformas necesarias y dejar las viejas políticas”.