Mercedes Fernández exige al Gobierno de Javier Fernández que deje de enredar y cumpla con celeridad con el pacto que permitió aprobar los Presupuestos del Principado, para que el Parlamento dé respuesta a los problemas de la gente

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, calificó hoy de “intolerable, censurable y reprochable” que el Gobierno regional socialista se olvide dar prioridad a la rebaja del Impuesto de Sucesiones que el PP pudo como condición para apoyar los Presupuestos del Principado de este año.

Tras la reunión semanal de la Junta de Portavoces del Parlamento asturiano, Mercedes Fernández destacó que el PP tiene una prioridad legislativa absoluta, que no es otra que la modificación de la ley del Impuesto de Sucesiones para doblar el mínimo exento y colocarlo en 300.000 euros.

La presidenta denunció que cuando manifestó esta posición en la Junta de Portavoces, ante el colapso de iniciativas que vive la Cámara, el Gobierno regional “no dijo ni media palabra, cuando tiene 4.200 millones de euros habilitados desde el 1 de enero gracias al ejercicio de responsabilidad del PP al aprobar los Presupuestos”. “Un pacto”, añadió, “del que parecen no acordarse demasiado”.

Mercedes Fernández recalcó que “los pactos se hacen para ser cumplidos, y a poder ser con la celeridad y prioridad que necesitan los asturianos, como bien se vio en la inmensa manifestación del sábado en Oviedo”, en alusión a la protesta contra el Impuesto de Sucesiones.

Para la líder del PP, la actitud de los socialista supone “estar de espaldas a la ciudadanía, no dando en el Parlamento respuesta a los problemas de la gente”.

La presidenta señaló que si para Asturias y los asturianos fue muy bueno que los Presupuestos entrasen en vigor el 1 de enero, gracias al PP, “también sería muy bueno que a apruebe la modificación del Impuesto de Sucesiones, y quienes están jugando al enredo se están equivocando, porque a la vuelta de la esquina hay que aprobar otros Presupuestos”.

La Junta General, sin agilidad parlamentaria

Respecto al atasco legislativo en la Junta, Mercedes Fernández censuró que el presidente del Parlamento, el socialista Pedro Sanjurjo, “haya añadido hoy otro colapso, en la Junta de Portavoces”.

Un colapso que se produce, indicó, por falta de agilidad parlamentaria, a la vez que subrayó que el Reglamento de la Junta General “es un instrumento del pasado que se necesita modificar, ya que debe servir para que la ciudadanía y el Parlamento tengan tiempos acompasados, y no para que se debatan cuestiones que la sociedad vivió ya el año pasado, porque no tiene ningún sentido”.

Mercedes Fernández explicó que el PP ha propuesto a todos los grupos aunar en un único proyecto de ley la lucha contra la corrupción y la transparencia. “Pero no se ha aclarado nada, cuando tres proyectos tendrían una tramitación única”, señaló.

Cherines recalcó que Sanjurjo “debería tener un liderazgo mas activo, y sería muy deseable que todos los grupos no tuvieran el mismo número de iniciativas ni los mismos tiempos, lo que está ocurriendo con esta política del PSOE de café para todos”.

“Debemos ser el único Parlamento en que todos, al margen del número de sus diputados, pueden hacer lo mismo, de todo y en el mismo numero y con los mismos tiempos, cuando se debería visualizar al principal partido de la oposición; por interés del PSOE se realiza una ceremonia de una gran hipocresía colectiva”, concluyó.