Mercedes Fernández afirma que el entramado de empresas y sociedades de la Administración regional, “mastodóntico e indigesto”, es un “tapón que lastra la economía de Asturias, y que solo sirve para que el PSOE coloque a los suyos”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, calificó hoy de “mastodóntico, inmenso, indigesto e ingobernable” el sector público del Principado, del que afirmó que no tiene organigramas, “sino un árbol genealógico socialista, sagas del PSOE que pasan de padres a hijos, maridos y mujeres”.

Mercedes Fernández defendió, en el Pleno de la Junta General, una iniciativa sobre la necesidad de reformar el entramado de empresas, entes y sociedades de la Administración regional, que no salió adelante al votar en contra los grupos de la izquierda.

La presidenta subrayó que el sector público supone “un tapón que lastra la economía asturiana, y la única razón para mantenerlo es para que el PSOE coloque a los suyos, como reza el buen catecismo socialista”.

La líder del PP resaltó que en ningún caso se refiere a la Sanidad asturiana, “porque creemos en su carácter público”, y añadió que no tiene ningún sentido que un Gobierno cuente con una constructora y que haga la competencia a la iniciativa privada.

Mercedes Fernández señaló que el sector público regional consume millones en exceso y acumula una deuda de 600 millones de euros, “que tendremos que pagar todos los asturianos”.

Y mientras tanto, los socialistas se niegan a la gratuidad de los libros de texto o de la enseñanza de 0 a 3 años, y rechazan bajar los impuestos a la clase media asturiana.

A este respecto, la presidenta afirmó que “ser socialista es fundir el dinero de los ciudadanos, gastar y gastar sin sentido”.