“Apoyar al sector de la sidra es una prioridad para el Partido Popular, así como que la cultura de la sidra sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco”, afirma el secretario general del PP de Asturias, Luis Venta, que ha asistido a la XXI edición de la Fiesta de la Sidra de Villaviciosa junto al presidente y portavoz municipal, José Manuel Felgueres; concejales y el diputado nacional Ramón García Cañal.

En claro contraste con el compromiso del PP está la inacción socialista. “No entendemos”, continuó Venta, “que, desde que en 2013 el Senado, a propuesta del PP, aprobase empezar los trámites, el Gobierno socialista apenas haya hecho nada” al respecto.

Frente al Ayuntamiento maliayo, el secretario general del PP lamentó la ausencia en esta celebración de la bebida tradicional asturiana de representantes del Gobierno del Principado. “El Ejecutivo socialista no está hoy aquí, ni se le espera. El Gobierno de Javier Fernández lleva más de un año prisionero de la FSA de Adrián Barbón, que es una marioneta en manos de Pedro Sánchez para perjudicar al Principado”, sentenció.

Luis Venta, en la Fiesta de la Sidra de Villaviciosa.

“No apoyan la sidra, ni la gran subasta del queso de cabrales, ni la fiesta del asturcón para lograr que sea de interés turístico, ni la del pastor en los Lagos de Covadonga el año del centenario del Parque Nacional”, insistió Luis Venta, “porque no hay Gobierno que defienda a Asturias”. 

El secretario general destacó que el PSOE, “junto con Podemos, sí actúa para sablear a los españoles y asturianos con subidas de impuestos para después derrocharlo”. “Quieren exprimir a los asturianos para mantener chiringuitos, prebendas y enchufes, que es lo que mejor sabe hacer la izquierda y lo ha demostrado en 30 años de gobierno en Asturias”, asevera.

“Los asturianos no podemos seguir perdiendo trenes a causa de un gobierno agotado y sin ideas, intervenido por Barbón y los suyos”, cree Luis Venta, “porque su prioridad es defender al soldado Sánchez, no a Asturias, por eso el gobierno del Principado y la FSA se callan ante las afrentas del Gobierno de Sánchez”.