El diario La Nueva España publica una entrevista con el nuevo secretario general del Partido Popular de Asturias, Luis Venta, que, por su interés, reproducimos a continuación.

Siempre ha sido la mano derecha de Mercedes Fernández en el PP regional. Desde el congreso autonómico, ya tiene los galones de secretario general. Luis Venta Cueli (Villaviciosa, 1964) es un convencido de que para su partido lo mejor está por llegar.

-¿Ha superado el PP asturiano su travesía del desierto?

-Cada vez estamos más cerca de alcanzar la meta que de estar en ninguna travesía. No hubo momentos fáciles. Somos la opción clara de gobierno para Asturias. Si juzgamos el medio y corto plazo estamos en vísperas de buenos augurios para el PP de Asturias.

-­Pasa por ser el mejor conocedor de la organización popular en la región. ¿Cuáles son las principales fortalezas del partido?

-Sobre todo los afiliados y simpatizantes que tiene, como se ha podido ver en el congreso regional. Fuimos capaces de movilizar a mucha gente, que ha demostrado saber estar en los momentos difíciles. En las últimas elecciones generales, el PP ganó en sesenta municipios. Hay una amplia base social que vota al PP.

-¿Y las debilidades confesables?

-­Siempre es difícil congeniar y dar gusto a las distintas sensibilidades que hay en el partido, unas más de centro, otras más de derecha. Debemos gestionar el día a día para aunar el centro-derecha regional y ser una realidad de gobierno en dos años.

-Habla de aunar la oferta política del centro-derecha en Asturias. ¿El pacto presupuestario con el PSOE ha enfriado las relaciones con Foro?

-El pacto presupuestario ha sido un éxito para los asturianos. Puede haber distintas sensibilidades que consideren mejor o peor un acuerdo con un Partido Socialista que ahora está gobernando pero para nada tiene que desplazar cualquier acuerdo futuro con partidos que están en la órbita política del centro-derecha. El pacto presupuestario se hizo en clave asturiana como todo lo que haga el PP regional en el futuro.

Luis Venta

-En las elecciones autonómicas de 2011 el centro-derecha sumó 26 escaños entre dos partidos y cuatro años después, contando a Ciudadanos, están en 17 de un total de 45 diputados. ¿Dónde están esos nueve escaños que se quedaron por el camino?

-­En la órbita del PP y eso es lo que pretendemos trabajar en los próximos años. No sé si con nueve, diez o siete escaños, pero el PP va a tratar de recuperar la confianza del voto que ha sido de centro-derecha en Asturias para las elecciones de 2019. Hay que buscar a esos votantes e intentar que nuestra opción sea atractiva.

-¿El desacuerdo entre los tres partidos del centro izquierda allana el terreno a las expectativas del PP?

-Hay que reconocer que las victorias y los resultados electorales se logran por el mérito propios y por los deméritos de los contrarios. La izquierda y la izquierda radical instalada en Asturias ya tienen su recurrido y las políticas agotadas. La izquierda ya no vende ni en Asturias, ni en España ni en Europa. Las políticas centradas y moderadas son más capaces de dar soluciones frente a las anticuallas de las izquierdas comunistas o de países como Venezuela.

-Están acuñando el mensaje del fin de ciclo del Gobierno socialista en Asturias. ¿Están vendiendo la piel del oso demasiado pronto?

-La diferencia en las últimas elecciones entre el PP y el PSOE ha sido de 60.000 votos. Nunca antes había existido tanta diferencia entre los dos partidos. Por eso hablamos de fin de ciclo de un gobierno regional al tran-tran, que sólo está a ver hasta dónde llega vivo. No tienen ideas ni iniciativas. La gente está con ganas de ver un cambio político y la realidad es que ese cambio en Asturias pasa por el PP.

Luis Venta.

-¿Si no ese hay cambio político en las autonómicas se reabrirá la caja de Pandora de los populares asturianos?

-Confío en que se consiga esa victoria y en que la unidad demostrada en este congreso en torno a la figura de Mercedes Fernández no sólo sea una realidad puntual sino a futuro. El PP es un partido unido ahora mismo en torno a la figura de la que queremos sea presidenta de Asturias . Estoy seguro que Mercedes Fernández no va defraudar ni como presidente del PP regional ni como presidenta del Principado.

-¿Cómo se puede resolver la situación del PP de Avilés?

-Pues con unidad. ¿Por qué no? Si hablamos de unidad antes del congreso hay que hablar de unidad también después. El partido tiene que estar unido en torno a una presidenta para ganar en Asturias. A partir de ahí no caben muchas más elucubraciones. El que quiera estar con Mercedes Fernández estará y el que no quiera estar, no estará.

-¿Cuándo va a dejar ser obligada la pregunta sobre los plazos para terminar la variante de Pajares en cada entrevista a dirigentes del PP?

-Somos más optimistas mientras haya un Gobierno del PP, pero seríamos más pesimistas con un Gobierno del PSOE o de radicales en Madrid. Ojalá el Gobierno de Mariano Rajoy tenga unos Presupuestos Generales del Estado apoyados por la mayoría del Congreso para que todo lo que tenga que hacer en la Variante pueda ser una realidad en 2017 y en 2018. Sería osado por mi parte poner fechas pero confío en Rajoy y en el Ministro para que la Variante sea una realidad cuanto antes y, por supuesto, en esta legislatura.