El Secretario General del Partido Popular de Asturias, Luis Venta, diputado en la Junta General del Principado, cargó con dureza contra el Gobierno socialista por el resultado de la reunión entre el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra; y la alcaldesa de Avilés, Mariví Montereserín. No por el encuentro en sí, sino porque Lastra fue "a tapar vergüenzas de la gestión socialista en el concejo", como la situación del saneamiento de la ría y los colectores, la depuradora de Maqua o el problema de la contaminación atmosférica. Asuntos "que son de su competencia, pero para los que no aporta ninguna solución, sino que pide prórroga".

Venta, acompañado por el presidente del PP de Avilés, Pedro de Rueda; su secretaria general, Esther Llamazares, y los concejales Carlos Rodríguez de la Torre, portavoz municipal; y Ana Bretón, se preguntó si Lastra no estaría haciendo "más que un tour de gobierno, uno de primarias de la Federación Socialista". "Lo que no sé es si lo hace como conductor del 'coche escoba' del que se va o como gregario de algún candidato".

"Apareció en Avilés con las mismas promesas, siempre incumplidas, de los últimos veinte años", criticó el parlamentario, molesto porque, al igual que tantos otros concejos y el conjunto de la comunidad, a los socialistas "sólo les interesa como propaganda electoral". "Sí habla de proyectos de otras administraciones, pero no de cuestiones esenciales que son responsabilidad del Gobierno del Principado", continuó; "si la ría de Avilés se deteriora medioambientalmente cada día, si la contaminación es ya un problema sanitario y si los malos olores por ausencia de depuración son constantes, el único responsable es el Partido Socialista", sentenció.

El diputado del PP recordó, por ejemplo, que en el momento en que se proyectaron las obras de saneamiento, tanto industrial como urbano, "era el PSOE quien gobernaba en las tres administraciones implicadas: la el Estado, la autonómica y la local. Como ejemplo, "el colector industrial de la ría, un proyecto del año 2007, con convenio entre administraciones socialistas en 2008 y acabado en 2010". Desde entonces el Gobierno regional "se resiste" a recepcionar la obra, "lleva siete años parado, ellos sabrán la razón", apuntó Venta. Desde entonces su falta de uso ha requerido una nueva inversión de 2 millones de euros; "si no se adecúa a las necesidades es responsabilidad de quienes lo plantearon". 

Ocho millones del Ministerio

Sobre la depuradora de Maqua, "fue recepcionada en 2004, siendo todas las administraciones socialistas, y nadie puso ningún reparo", rememoró. Pero esta instalación "no obtiene el resultado que debe, y aunque la Confederación, el Ministerio, están dispuestos a aportar mejoras, con 8 millones de presupuesto, el problema de base que es urgente resolver está en la red de saneamiento de Avilés", subrayó. De nuevo, responsabilidad del PSOE, "y no hacen nada".

En cuanto a los problemas de calidad en el aire, debido a la alta contaminación que afecta a la comarca avilesina y a todo el área central de Asturias, Luis Venta subrayó el retraso "de más de un año" en la adecuación de los planes del Principado.