La máxima responsable del PP hace una valoración negativa de los primeros doce meses de Gobierno de Javier Fernández, caracterizados por la "pérdida de tiempo" y la "falta de impulso, respuestas y oportunidades"

El PP asturiano cataloga al Gobierno socialista con un defecto, la pasividad. «Los asturianos hemos perdido doce meses de respuestas y oportunidades con el actual Gobierno de Javier Fernández, que se ha caracterizado por la pasividad», enjuició la presidenta del Partido Popular y portavoz en el Parlamento regional, Mercedes Fernández. La falta de impulso «a las reformas y a los proyectos necesarios» es, para la dirigente popular, la principal carencia del Ejecutivo socialista, al que no duda en poner un suspenso en la asignatura más importante, el empleo.

Mercedes Fernández sólo reconoce al Gobierno regional el mérito de haber cumplido con el techo de déficit en 2012, si bien la presidenta de los populares asturianos considera que fue a costa de no promover políticas dinamizadoras para Asturias. «Hay que reconocerle que su objetivo de déficit se cumplió; eso sí, sin acometer reformas estructurales, lo cual quiere decir que no se ha hecho una apuesta de futuro para lograr lo más interesante: la creación de empleo».

La portavoz de los populares en el Parlamento regional destacó como «récord negativo» del Ejecutivo socialista la reciente reprobación de la consejera de Bienestar Social, Esther Díaz, que fue promovida por su grupo parlamentario.