· Los vecinos compartieron experiencias personales con los diputados de encuentros con lobos y ataques a animales domésticos. · “Los reiterados incumplimientos del Principado con respecto a su propio plan, han favorecido que hoy, concejos como El Franco, se encuentren en esta situación crítica”, destaca Álvaro Queipo.

El PP de Asturias considera inasumible la situación que afrontan los vecinos de la rasa costera occidental ante la presencia de lobos que campan por el interior de núcleos poblacionales y que, incluso, han llegado a adentrarse entre las viviendas particulares, como atestiguan los últimos ataques registrados en los concejos de Castropol, Tapia de Casariego o El Franco, entre otros.

Así lo han constatado el diputado y Secretario General de los populares, Álvaro Queipo, y la diputada Cristina Vega quienes, junto a los concejales Elvira García y José Ramón López, han mantenido hoy un encuentro con vecinos de Villar, en el concejo de El Franco. Han sido precisamente los vecinos quienes les han relatado, en base a experiencias personales, cómo de manera reiterada se producen encuentros fortuitos con este depredador.

 

Así, los diputados conocían la experiencia de una vecina que veía cómo el lobo le arrebató y devoró a su perro doméstico frente a su propio domicilio; o cómo, en varias ocasiones el autobús escolar tuvo que detenerse para dejar paso a una manada de no menos de seis ejemplares adultos; o el caso de unos vecinos que se encontraron a los lobos descansando a la sombra de su garaje y que, en otra ocasión, grabó los aullidos de toda una manada que se encontraba a escasos metros de la ventana de su habitación.

Para el Principado, hasta escasas fechas, la zona estaba considerada “libre de lobo”, lo que significa que el Gobierno debería haber actuado para extraer a los animales cuando el Plan de Gestión del Lobo estaba aún vigente, antes de septiembre de este mismo año, momento en el que el Gobierno de Pedro Sánchez introdujo al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), dejando sin efecto el plan de Asturias. Aun así, “los reiterados incumplimientos del Principado con respecto a su propio plan, han favorecido que hoy, concejos como El Franco, se encuentren en esta situación crítica”, zanjó Queipo.

Según detalló el diputado autonómico y Secretario General del PP Asturias, El Franco dobló el número de ataques registrados entre 2018 y 2019, momento en el que se produjeron 3 extracciones de lobos que permitieron que en 2020 los ataques se redujesen. Sin embargo, durante el pasado año no se produjo ninguna extracción, situación que  el PP sospecha se repitió a lo largo del presente año, lo que, a pesar de las medidas de prevención que toman los ganaderos, ha vuelto a disparar el número de ataques en la zona y la presencia del cánido entre los seres humanos.

Los ganaderos presentes expusieron que, para evitar los ataques, están guardando al ganado a plena luz del día. Para Queipo “esta situación es insostenible, va contra la propia naturaleza de la ganadería extensiva al no poder aprovechar los pastos y tener que cebar a los animales en las cuadras, además de reducir la productividad de las ganaderías con el consecuente perjuicio económico para los productores”.