· El diputado del PP Javier Brea asegura que la demora en la publicación en el BOPA “no tiene ninguna justificación” y supone una “discriminación” para el campo asturiano · Javier Brea: “La incompetencia de la Consejería de Medio Rural está arrebatando a nuestros ganaderos y agricultores el derecho a tener el mismo plazo de solicitud que en otras Comunidades” · Desde el PP aseguran que esta es “una muestra más” de la “falta de apoyo” del Gobierno de Adrián Barbón al medio rural

El Grupo Parlamentario Popular en la Junta General del Principado de Asturias urge al Gobierno regional a publicar “de una vez” el decreto de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC), por el que se distribuyen más de 70 millones de euros, para ganaderos y agricultores en Asturias; como ya han hecho las Comunidades Autónomas limítrofes (Galicia, Cantabria y Castilla y León).

El diputado del PP Javier Brea asegura que la demora en la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) “no tiene ninguna justificación”, y supone una “discriminación” para el campo asturiano puesto que la Consejería de Medio Rural en Asturias “está arrebatando a los ganaderos y agricultores asturianos el derecho a tener el mismo plazo de solicitud del que disponen en otras Comunidades”. “El Principado está causando graves perjuicios al sector”, fruto de su “incompetencia”, denuncia el diputado popular.

Brea recuerda que el plazo para la solicitud de las ayudas PAC arrancó el 1 de febrero y finaliza el próximo 30 de abril.

 

Falta de apoyo al medio rural

El diputado popular asegura que el retraso en la publicación del decreto de la PAC es una “muestra más” de la “falta de apoyo” de este Gobierno al medio rural, ya que a esto se suma “el retraso en los fondos LEADER” o “el retraso en los decretos de modernización”; incluso, “ustedes votan en Madrid la inclusión del lobo en el LESPRE”, censura Javier Brea. Así que, “no vengan ustedes diciendo que apoyan al medio rural”, añade.

El diputado popular pide a la Consejería que “deje a un lado la propaganda” y, al menos, “estorbe lo menos posible” a los ganaderos y agricultores asturianos.