· El diputado Álvaro Queipo sospecha que el Principado tiene la intención de mantener, e incluso potenciar, la derivación de pacientes del hospital de Jarrio al San Agustín. · “No se comprendería que la gerente de Jarrio apueste porque un paciente de avanzada edad de Grandas de Salime tenga que desplazarse hasta Avilés para ser atendido por un urólogo o un cardiólogo”, señala.

El diputado del PP por el Occidente, Álvaro Queipo, ha mostrado hoy su temor porque las declaraciones de la gerente del Área Sanitaria I, Bárbara González, en las que mostraba su intención de buscar un “modelo de trabajo” que ahonde en la cooperación entre el hospital de Jarrio y el San Agustín de Avilés, escondan la verdadera intención de la Consejería de Sanidad de renunciar a dotar las vacantes del hospital coañés.

Queipo ha recordado que la incorporación de especialistas a la plantilla de este centro es una de las principales reivindicaciones de la plataforma Salvemos Nuestro Hospital, que ha denunciado en numerosas ocasiones la alarmante carencia de especialistas en Jarrio.

El diputado popular señala, además, que “sería muy difícil de explicar a un grandalés de avanzada edad que tiene que desplazarse a Avilés (170 km y 2 h 30 minutos de ida y otro tanto de vuelta) para visitar, por ejemplo, a su urólogo o a su cardiólogo”. 

Por último, Queipo exigió a la Consejería que haga públicos de forma inmediata los datos de listas de espera actualizados para consultas, pruebas diagnósticas y operaciones en el hospital de Jarrio, dado que no se conocen desde hace 4 meses.

Audios

Audio El PP teme que aumentar la cooperación con Avilés implique no contratar a los especialistas necesarios en Jarrio
Descargar el Audio