El Partido Popular sacó adelante hoy, en el Pleno de la Junta General, una iniciativa para solucionar la brecha salarial que se produce en la Sanidad asturiana, cuando las profesionales del sector quedan embarazadas.

El diputado regional del PP Carlos Suárez defendió la proposición no de ley para que cualquier profesional sanitaria no pierda retribuciones en caso de embarazo, lactancia y maternidad.

El problema radica en la actualidad en que la retribución en la Sanidad suma un sueldo base y una serie de complementos por turnos de noche y la realización de guardias.

Carlos Suárez afirmó que, en caso de embarazo, se puede tener que recurrir a una reducción de jornada y, consiguientemente, dejar de percibir una serie de retribuciones.

“Es un claro ejemplo de brecha salarial, y un acto de justicia solucionarlo”, recalcó el diputado popular.

El portavoz del PP de Sanidad afirmó que el PSOE “ha maltratado sistemáticamente al personal sanitario”.