· El portavoz adjunto del GPP, Pablo González, denuncia que, durante la pandemia, el Principado eliminó las partidas de cheque emprendedor, bonificación por pago único y ayudas a la inversión en el pequeño comercio. · El Grupo Parlamentario Popular advierte de que el pequeño comercio y la hostelería podrían ver reducida su facturación en un 50% este año y que más de 7.000 autónomos podrían echar el cierre.

 “Hay que actuar ya. El panorama es desolador. La decoración de los comercios y negocios son carteles de cierre”. Así se ha manifestado esta mañana el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Pablo González, tras reunirse con la Plataforma de Comerciantes del Barrio de La Arena y visitar varios locales de la zona.

El diputado popular ha anunciado, tras la visita, que su Grupo Parlamentario ha registrado esta misma mañana una iniciativa parlamentaria con el objetivo de revertir el recorte de más de 1,2 millones de euros del Gobierno de Adrián Barbón a los autónomos asturianos.

González explicó que durante la pandemia, el Ejecutivo regional ha eliminado en el presupuesto de la Dirección General de Comercio y Autónomos para 2020 tres partidas fundamentales para la supervivencia del sector: 500.000 euros para el cheque emprendedor, 50.000 euros para bonificaciones por el pago único de autónomos y otros 650.000 euros para inversiones en el pequeño comercio.

El portavoz adjunto del PP insistió en la necesidad de recuperar estas ayudas suprimidas e incluso incrementarlas porque muchos autónomos están ya al borde del cierre, tal y como muestran los últimos datos conocidos. “Es fundamental que este dinero se recupere y se gaste en este ejercicio porque el sector lo necesita”, agregó el popular.

En este sentido, subrayó que las ventas en el comercio de proximidad se han reducido desde el pasado mes de marzo entre un 15 y un 30 por ciento y las previsiones señalan una disminución de las ventas del 50 por ciento respecto a 2019.

Además, González alertó de que, según cifras del propio sector, está previsto que en 2020 cierren más de 7.000 autónomos asturianos. Además, 6 de cada 10 autónomos registran ya pérdidas estructurales y 3 de cada 10 prevén reducir plantilla. 

Pablo González

También apuntó a la falta de relevo generacional como otro de los principales problemas que afectan al comercio y pidió un esfuerzo en este sentido a las administraciones “para que los comerciantes puedan traspasar y no cerrar sus negocios en el momento de la jubilación, lo que es positivo para estos autónomos, pero también para el barrio, al que mantiene vivo”.

 

Compartimentos estanco por la política de movilidad

Respecto al barrio de La Arena en concreto, el popular denunció que las políticas de movilidad del Ayuntamiento de Gijón “están estrangulando a los barrios, convirtiéndolos en compartimentos estancos” que dificultan, a su juicio, que los gijoneses hagan sus compras o consuman en distintas zonas de la ciudad.