• La diputada del PP, Cristina Vega, denuncia la “dejadez” de los Ejecutivos socialistas de Avilés y el Principado ante una de las principales infraestructuras de la comarca. • Los populares denuncian que “Avilés siempre quede fuera de los planes del Ejecutivo central”.

El Partido Popular de Asturias solicita que se actúe de manera inmediata sobre los terrenos para las obras de reparación de la depuradora de Maqua, a fin de solventar los problemas jurídicos que están paralizando una de las infraestructuras más importantes para Avilés. La diputada responsable de saneamiento del Grupo Parlamentario del Partido Popular en la Junta General del Principado, Cristina Vega, lamenta que “nuevamente Avilés sufra un nuevo retraso por una mala gestión de los gobiernos socialistas”.

En valoración de la diputada del PP, las exigencias de la alcaldesa “llegan demasiado tarde”. “Desde el 4 de marzo - fecha en la que se procedió a la apertura de sobres de la licitación-, hasta ahora, no se ha hecho nada para poner en marcha las obras. Una vez más, el PSOE vuelve a incumplir con Avilés”, denuncia. Vega lamenta, además, que este abandono de los ejecutivos socialistas con la comarca no es nuevo, ya que “este municipio siempre queda fuera de los planes del Ejecutivo Central y ahora, que parecía que la obra de Maqua se realizaría al contemplarla en los presupuestos, nos encontramos en el último tramo del año y aún estamos sin plazos para su inicio”. Es justo esa falta de concreción la que hace acrecentar las dudas en las filas populares sobre la posible ejecución de estos trabajos de reparación.

“Si Avilés aún no tiene depuradora en un estado de funcionamiento óptimo, es porque los gobiernos socialistas local y autonómico se han dedicado a mirar hacia otro lado, abandonando a su suerte una obra clave de la que no han hecho seguimiento alguno. Los continuos retrasos que sufrimos con Maqua son el fiel reflejo de la nefasta gestión socialista”, denuncia la diputada. A ello se añade, según apunta Vega, “años de retraso y un incremento en los costes iniciales de las obras, ya que las reparaciones necesarias cuestan casi el doble de lo que costó la construcción de la propia depuradora que nunca ha funcionado correctamente”.

La diputada también calificó de “indignante” que “exista un problema jurídico con unos terrenos que dependen de dos Direcciones Generales dirigidas por la misma persona, Hugo Morán”. Vega reclama, por ello, clarificar con la total transparencia los motivos por los que “están retrasando una obra por un problema meramente burocrático”.