· El diputado del PP y portavoz de Industria Álvaro Queipo pone sobre la mesa esta fórmula, que ya funciona en otras CCAA, como “solución transitoria para resolver el problema de colapso actual” y “siempre bajo la supervisión de la Administración autonómica” · El PP achaca a la “improvisación” de la Consejería el hecho de que la Inspección Técnica de Vehículos en Asturias esté “desbordada” · “Asturias está tristemente compitiendo por liderar el caos de las ITV en España”, lamenta Álvaro Queipo

El Grupo Parlamentario del PP en la Junta General del Principado de Asturias propone al Gobierno regional otorgar concesiones administrativas o autorizaciones temporales a talleres privados que ayuden a “desatascar” las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos de Asturias (ITVASA), a la vista del “colapso” actual con una lista de espera de 140.000 vehículos para pasar la ITV y una amenaza de huelga que por el momento está desconvocada.

De modo que talleres privados, por concesión o autorización temporal, podrían de manera transitoria hacer Inspecciones Técnicas de Vehículos y aliviar así la carga de trabajo de las estaciones de ITVASA. Una fórmula que ya funciona en otras Comunidades Autónomas como Cantabria, Castilla y León o Galicia, explica el diputado del PP y portavoz de Industria del PP Álvaro Queipo.

“La concesión duraría hasta devolver las listas de espera de ITVASA a la normalidad. Se trataría de una solución transitoria para resolver el actual problema de colapso, y siempre bajo la supervisión de la Administración autonómica”, asegura Queipo, que acusa a la consejería de Industria de “llegar tarde” en la toma de medidas.

Desde el PP achacan a la “improvisación” de la consejería de Industria el hecho de que actualmente las estaciones de ITVSA estén “desbordadas”, y lamentan que “Asturias está tristemente compitiendo por liderar el caos de las ITV en España”, advierte el diputado popular. Queipo apostilla que “esto seguro que no lo veremos en el Twitter de Barbón”.

 

Las consecuencias pueden ser “demoledoras”, advierte Queipo

Para el diputado popular, las consecuencias de la “falta de previsión” del Principado ante el parón en las ITV a causa del estado de alarma pueden ser “demoledoras”.

“En primer lugar, genera una incertidumbre en los miles de asturianos afectados que no es aceptable. Pero, además, el hecho de que los vehículos se queden en un limbo sin ITV acarrea problemas, por ejemplo, en la venta de vehículos de segunda mano -que deben tener haber pasado previamente la ITV- o de cara a las aseguradoras en caso de incidente ya que, en algunos casos, podrían intentar escudarse en que los vehículos sin ITV pasada no tenían garantizadas las condiciones para circular con seguridad”, argumenta el diputado.

“Además de todo lo anterior, los propietarios de vehículos tienen que esperar una medida de gracia del Gobierno Central para ver si, ante la ausencia de ITV pasada, se les permite seguir circulando sin peligro de sanción”, dice Queipo.

 

Control por parte de la Administración autonómica

El diputado del PP aclara que en la fórmula propuesta por su Grupo Parlamentario “las instalaciones privadas donde se realicen las ITV serán supervisadas por la Administración autonómica y, además, las Inspecciones podrán ser sometidas al control y verificación de los inspectores de ITVASA”; de modo que “tendrían todas las garantías para que la revisión fuese totalmente válida y convalidable a las realizadas por ITVASA”.

“En cualquier caso, y sea cual sea la medida que la Consejería de Industria quiera tomar, esto no puede ser esto excusa para socavar los derechos de los trabajadores de ITVASA”, advierte Queipo. 

Audios

Audio El PP propone al Principado otorgar concesiones administrativas o autorizaciones temporales a talleres privados que ayuden a “desatascar” las ITV
Descargar el Audio