● Los populares instan al Principado que haga cumplir las obligaciones del Ayuntamiento de Ribadesella en cuanto al abastecimiento de agua potable y, si no, que “la propia Administración autonómica intervenga directamente para que se cumplan como marca la ley”. ● El diputado Javier Brea denuncia el “vergonzoso abandono” en el que los gobiernos socialistas han condenado a la zona rural asturiana. “En ningún caso es comprensible que haya pueblos en Asturias que en pleno siglo XXI no cuenten con servicios básicos como es el abastecimiento de agua potable”, denuncia

El Partido Popular presentará una Proposición No de Ley para instar al Principado a que haga cumplir las obligaciones del Ayuntamiento de Ribadesella en cuanto al abastecimiento de agua potable y, de no así, que “la propia Administración autonómica intervenga directamente para que se cumplan como marca la ley”. Así lo ha señalado hoy el diputado regional por el Oriente, Javier Brea, en una visita al pueblo de Sardéu, en Ribadesella, en donde los vecinos llevan años sin agua potable en sus hogares.

“En ningún caso es comprensible que a día de hoy, en pleno siglo XXI, haya pueblos asturianos en los que sus habitantes no cuenten con servicios básicos para la residencia”, ha denunciado. Junto al portavoz municipal y presidente del PP de Ribadesella, Paulo García, la también edil popular Leticia Cué y vecinos afectados, Brea ha exigido a los gobiernos socialistas local y autonómico, “soluciones inminentes” para garantizar agua potable y un correcto abastecimiento en toda la zona comprendida en El Carmen.

“Ante la desidia con la que está actuando el gobierno municipal de Ribadesella, urge la actuación del Principado para responder a una necesidad de primer orden. No hablamos de una avería, sino de una carencia. Y esto aún se agrava más cuando hablamos de una zona próxima al mar y, por lo tanto, turística”, señalan los populares. En este sentido, los vecinos han denunciado tener que comprar agua embotellada para poder comer, beber y hasta asearse, para lo que también a veces acuden al río para poder abastecerse. Esta situación ha puesto en grave peligro a los negocios de la zona, como una lavandería y las casas rurales que se asientan en El Carmen. “Ante esta situación nos vemos obligados a cerrar o a trasladar nuestros negocios a otro sitios”; señala una de las afectadas.

Brea ha denunciado el abandono que sufren los residentes de la zona rural Asturias, “a los que se les priva de servicios básicos”. “El Principado y los ayuntamientos con gobiernos socialistas han sumido en el olvido al medio rural, perjudicando con ello a miles de asturianos y condenando el futuro de unos pueblos que ya están sufriendo la pérdida de residentes al carecer también de proyectos que puedan fijar población”.

En el caso concreto de Sardéu y según explicó el portavoz municipal y Presidente del PP de Ribadesella, Paulo García, la red de abastecimiento de agua que llega al pueblo procede de una captación ubicada en la Cuesta de Moru, “agua que se filtra con arena de sílice, sedimentos que acaban en el depósito. El agua llega a los hogares con un alto grado de turbiedad”. Para evitar este problema, que se ha agravado en los últimos cuatro meses, habría que mejorar la captación, limpiar con más frecuencia el depósito y “poner a funcionar el mecanismo que debería controlar esa turbidez”. 

brea

Pero esta solo sería una solución temporal a un problema que lleva años perjudicando la calidad de vida de los vecinos. Por ello, desde el PP apuntan otras posibles medidas que supongan una solución definitiva, como podría ser la construcción de un nuevo depósito más grande ubicado en la zona de El Carmen que suministre agua potable a Sardéu y a todos los demás pueblos colindantes. Desde el Grupo Municipal Popular, su portavoz ya ha propuesto varias alternativas para solucionar el problema, como enganchar las viviendas a un depósito cercano - como ya sucede con otros pueblos del concejo- para contar con “un bombeo de agua potable más potente”.

Esta solución, apunta García, “sería la más rentable”, y es que el Ayuntamiento solo tendría que “abrir la que procede de Calabrez y financiar el bombeo”. Ante las reivindicaciones de vecinos y del PP, el ayuntamiento realizó el enganche, pero solo hubo agua potable durante un día. “El Alcalde se escuda ahora en el argayu que sucedió hace una semana impide dar una solución al problema, cuando en realidad hay numerosas opciones para que los vecinos de Sardéu tengan agua potable, como el resto de riosellanos”, denuncia. El PP ha mantenido varias reuniones con el equipo de Gobierno para dar una solución, “pero no acaban de hacer nada”.

Ahora el Grupo Parlamentario da un paso y exige la intervención del Principado para el cumplimiento de las normas en cuanto al abastecimiento de agua, “garantizando un servicio público esencial y en igualdad de condiciones para todos los vecinos de Ribadesella”.