· El Grupo Parlamentario Popular pone en valor el “patrimonio cultural” de Oviedo, “una fuente de riqueza turística que va más allá de la propia ciudad e incluye al resto de Asturias” · El PP pide al Principado visibilizar el apoyo a Oviedo ante el Ministerio de Cultura y Deportes

El Grupo Parlamentario Popular en la Junta General del Principado de Asturias ha registrado en el Paramento asturiano una Proposición no de Ley (PNL) para apoyar la candidatura de Oviedo a Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, después de que el pasado 27 de julio el Pleno del Ayuntamiento de Oviedo aprobara iniciar las acciones necesarias para que la ciudad en su conjunto sea Patrimonio de la Humanidad.

Desde el PP ponen en valor el “patrimonio cultural” de la ciudad de Oviedo, que aseguran supone una “fuente de riqueza turística que va más allá de la propia ciudad e incluye al resto de Asturias”, asegura el diputado del PP Pablo Álvarez-Pire.

“Por lo que es nuestra responsabilidad potenciarla en lo posible mediante una adecuada protección, así como con un planteamiento institucional de promoción de Oviedo que la publicite en todo el mundo. A esto, sin duda, colaborarán los beneficios que supondrían la declaración de Oviedo como Patrimonio de la Humanidad”, afirma el diputado popular.

 

Visibilizar el apoyo ante el Ministerio de Cultura y Deportes

Para eso, los populares consideran imprescindible apoyar y visibilizar el respaldo a la candidatura de Oviedo desde las instituciones de Gobierno. Por lo que en la PNL registrada por el Grupo Popular en la Junta General del Principado, el PP insta al Gobierno regional a manifestar su apoyo y “comunicar este apoyo al Ministerio de Cultura y Deportes del Gobierno de España”.

Desde el PP recuerdan que la ciudad de Oviedo cuenta con una “riqueza cultural excepcional y única”, como son los monumentos del Prerrománico, Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo, San Julián de los Prados, Cámara Santa, Fuente de Foncalada.

A esto se añade su Casco Histórico medieval y el hecho de que Oviedo es el inicio del Camino de Santiago, el Camino Primitivo, pues de aquí partió en peregrinación el rey Alfonso II el Casto a confirmar el descubrimiento de los restos del Apóstol, “algo que debería hacernos sentir orgullosos y potenciarlo en lo que vale”, dicen.